Configuraciones Histórico -Culturales Americanas

Darcy Ribeiro
Editorial Calacanto.



Configuraciones Histórico – Culturales Americanas.

Según este autor nada quedó fuera del alcance de las fuerzas desencadenantes de la expansión europea. Esta expansión transformó a los pueblos ibéricos, más tarde a otros pueblos europeos.
La Revolución Mercantil creó las primeras civilizaciones de dimensión mundial, La Revolución Industrial constituyó en los ámbitos socio – económicos y cultural la fuerza volcada a la integración de los pueblos muy diversos en una civilización común.

Los procesos civilizatorios movidos por aquellas revoluciones se hallan en la base de la reordenación de la naturaleza. Ellos son la causa fundamental de las transfiguraciones experimentada por los pueblos en estos últimos siglos, ya que la actual configuración étnica de la humanidad es el resultado del exterminio de millares de etnias, de la fusión de razas y de la difusión lingüística y cultural. Por los mismos procesos se explica la expansión de idénticas técnicas productivas , de similares modos de organización social y política y de comunes conocimientos creencias y valores.

Las diferencias de razas, culturas y lenguas que dan a distintas etnias sus cualidades singulares, tienen una relevancia menor que las uniformidades provocadas por el impacto de la expansión europea en su acción civilizadora. Es decir Las uniformidades provocadas por el impacto de la expansión europea en su acción civilizadora son de dos tipos :
a) Las Socioeconómicas, referentes al grado y modo de integración de los pueblos en la civilización industrial moderna, los que les confiere el carácter de sociedades desarrolladas o subdesarrolladas en el marco de lo que son las formaciones capitalistas – mercantiles, imperialistas – industriales etc.
b) Las de Carácter Histórico Cultural, debidas a distintos procesos de deformación étnica, cuyas características permanecen actuantes y explican el modo de ser de estos pueblos.

Según Darcy Riveiro debemos hacer un estudio de las condiciones que entraron en interacción referente a las poblaciones que entraron en contacto por la expansión europea, del modo de ¿cómo sus características culturales se combinaron para formar nuevas entidades étnicas?, y de ¿que efectos tuvieron sobre ellas las fuerzas transformadoras de las revoluciones mercantiles e industrial?

Con este análisis Darcy Riveiro pretende ver cuales son las características comunes de distintos pueblos que permiten agruparlos según , si tienen atributos socio-culturales o no, así mismo el autor pretende ver dentro de estos conjuntos en los que se pueden agrupar los pueblos cuáles pueden distinguirse como categorías explicitas del modo de ser de las sociedades extra europeas y los problemas que enfrentan.

Dentro de estas perspectivas los pueblos extra europeos del mundo (moderno) pueden ser clasificados en cuanto grandes configuraciones histórico- culturales.
Tales son :

Pueblos testimonios: Están constituidos por los representantes modernos de las viejas civilizaciones originales.
Pueblos nuevos: Esta categoría esta representada por los pueblos americanos plasmados en los últimos siglos como subproducto de la expansión europea por la fusión y aculturación de matrices indígenas, negras y europeas.
Pueblos transplantados: Están integrados por las naciones formadas por el establecimiento de contingentes europeos en los territorios de ultramar que mantuvieron su perfil étnico , su lengua y su cultura originales.
Pueblos emergentes: Las naciones nuevas de África y Asia cuyas poblaciones ascienden del nivel tribal , o de la condición de meras factorías coloniales a la de étnias nacionales

Estas categorías se basan en dos premisas:

  1. La apariencia que presentan en nuestros días los pueblos que la forman es el resultado de la expansión mercantil europea y de la reordenación del mundo provocada por la civilización industrial.
  2. Por haber sido estos pueblos originalmente distintos en lo relativo a su raza, cultura y organización social, conservaron características peculiares marcadas que al mezclarse con los otros pueblo dieron lugar a componentes híbridos singulares.


    Pueblos testimonios

Esta integrada por los pueblos sobrevivientes de las altas civilizaciones autónomas que sufrieron el impacto de la expansión europea.
Aunque han resumido su independencia, no han vuelto a ser lo que fueron, ya que en ellos se han operado una transformación no solo por la conjunción de las condiciones que debieron enfrentar en su calidad de integrantes subalternos de sistemas económicos de ámbito mundial, y también por los efectos que tuvieron sobre ellos las revoluciones mercantil e industrial.

  • En este bloque de Pueblos Testimonios se cuentan India, China, Japón, Corea, Indochina, los Países Islámicos y algunos otros.
  • En América están representados por México y Guatemala así como por los pueblos del altiplano andino; sobrevivientes de las civilizaciones Aztecas y Mayas los primeros, de la civilización Incaica los últimos. Siglos de sojusgación motivaron profundas deformaciones que empobrecieron sus poblaciones y traumatizaron toda su vida cultural.
  • El problema básico es el de integrar en su propio ser nacional las dos tradiciones culturales que han heredado y que resultan opuestas.
  • Por un lado, la contribución europea consiste en técnicas y en contenidos ideológicos.
  • Por otro lado, su antiguo acervo cultural que a pesar de haber sido drástica, reducido y traumatizado pudo mantener algunos elementos como por ejemplo Lenguas, Formas de Organización Social, Conjunto de Creencias y Valores que permanecieron arraigados, además de un patrimonio de saber vulgar, y de estilos artísticos peculiares.
  • Incapaces de fundar las dos tradiciones en una sola , conservan aún hoy dentro de si, el conflicto entre la cultura original y la civilización europea de los Pueblos Testimonios.
  • Únicamente el Japón y más recientemente China, aunque de modo incompleto, consiguieron incorporar a las respectivas economías la técnica industrial moderna y reestructurar sus propias sociedades sobre bases nocivas.


Los dos núcleos de pueblos testimonios de América, como pueblos conquistados y sometidos sufrieron un proceso de compulsión europeizante, mucho más violento, que arrojó como resultado su completa transformación étnica. Sus perfiles étnicos Nacionales de hoy ya no son originales.

España se encontró al llegar a América con poblaciones mucho mayores que la suya propia, estructuradas como formaciones socioculturales totalmente distintas. Eran imperios teocráticos de regadío del mismo tipo que las características de las altas civilizaciones de la mesopotámica, Egipto, etc. Al igual que aquellas civilizaciones los imperios americanos se basaban en una agricultura intensiva de regadío, servida por estupendos sistemas de canales controlados por el Estado, que habría de permitir las mayores concentraciones humanas conocidas ( Wittfogel, sociedades hidráulicas).

Paralizadas por el ataque español, tanto la sociedad azteca como la maya y la incaica entraron en colapso, sus aristocracias dirigentes fueron sustituidas por una minoría extranjera que, desde entonces se encargó de remodelar sus culturas valiéndose de compulsiones de toda clase. Esto se cumplió por medio de dos mecanismos fundamentales :


- El exterminio intencional del la antigua clase gobernante y sacerdotal
- La disminución de su población provocada por las epidemias con la que fueron contagiados.
- Por el reclutamiento en el trabajo esclavo.
- Por las innovaciones técnicas y agrícolas que desequilibraron su antigua base ecológica.


Es en estas condiciones que entraron en conjunción las dos tradiciones culturales: La europea y la indígena.

La primera, representada por la minoría de los agentes de la dominación externa, mantiene su integridad; La última amputada, resulto además empobrecida por el saqueo de sus riquezas y por la desaparición de sus técnicos y artesanos. Durante largo tiempo los pueblos testimonios de América carecieron de un modo de vida propio. Desgastados por las epidemias, llevados a la desesperación por la esclavitud, se transformaron en meros rebaños humanos cuyos miembros no tenían en su vida otra alternativa que cumplir el destino que les era impuesto.

Contrariamente a lo que sucedía en las colonias de poblamiento de la Costa Atlántica de América del Norte, donde un pueblo crecía por la multiplicación de núcleos dotados de las condiciones adecuadas para proveer su subsistencia y para expresar sus concepciones de vida particulares, en las colonias de conquistas del sur se reclutaban de continuos nuevos contingentes humanos, que eran utilizados como combustibles del sistema productivo colonial.


Comparados con las otras etnias Americanas los pueblos testimonios se distinguen tanto por los valores de la vieja tradición, como por su proceso de reconstrucción étnica muy diferenciados .En las sociedades mesoamericanas y andinas , los conquistadores españoles se establecieron desde un principio como una aristocracia que desplazo a la vieja clase dominante y puso a su servicio a las clases intermedias y a toda la masa servil.


Gracias a esta situación pudieron construir palacios que superaron a los mas ricos de la nobleza española y erigir templos de un lujo jamás vistos en la península. Ello permitió montar un sistema de occidentalización que partiendo de la erradicación de la clase dominante nativa y de su capa erudita implanto un dispositivo de asimilación y represión que iba desde la catequesis masiva y la creación de universidades, al mantenimiento de fuentes contingentes militares prontos para actuar ante cualquier tentativa de rebelión.


En el transcurso del proceso civilizatorio desencadenado por la revolución industrial los pueblos testimonios de América concretaron su independencia.
El objetivo de la clase dominante nativa que orientó el ciclo independentista de los pueblos testimonios , era el de sustituirse a los agentes metropolitanos de dominación . Procuro acelerar por todos los medios la europeización , tratando de que la modernización y el desarrollo se cumpliesen .

Los Pueblos Testimonios de América se caracterizan por la división de sus sociedades en tres estratos superpuestos.

El estamento superior lo forma la capa de “blancos por autodefinición”, racial y culturalmente mas hispanizadas , que controla la economía y las instituciones políticas y militares adecuándolas a sus intereses.
El estamento intermedio considerado mestizo , no lo es tanto por sus caracteres raciales como por su mayor integración cultura hispanoamericana, obtenida con la españolización palera (la conversión al catolicismo) y la incorporación a la fuerza del trabajo de la sociedad nacional.
El tercer estamento está formado por la masa de los que como indígenas se encuentran en una situación de margen cultural.



Los Pueblos Nuevos

La segunda configuración histórico-cultural está constituida por los Pueblos Nuevos , surgidos de la combinación entre deculturación y fusión de matrices étnicas africanas , europeas e indígenas .

Los denominados Pueblos Nuevos dado que constituyen entidades étnicas distintas de sus matrices constitutivas . Constituyen Pueblos Nuevos los brasileños , los venezolanos , los colombianos , los antillanos y una parte de América central y del sur de las EE.UU.
Se diferencia de los pueblos testimonios por no haber experimentado las compulsiones del sistema de plantación , se encuentran en Chile y Paraguay . Fueron Pueblos Nuevos aunque más traídamente los del Uruguay y Argentina.

Los pueblo nuevos constituyen la configuración histórico cultural mas característica de las américas porque están presentes en todo el continente. En muchos casos como en el de los pueblos americanos presenciamos el surgimiento de pueblos nuevos formados por la conjunción y amalgama de étnias originalmente muy diferenciadas, logradas bajo condiciones de dominio colonial, despótico, impuesto por los agentes locales de la sociedad mas desarrollada.

Los pueblos nuevos de América se formaron por la confluencia de contingentes profundamente dispares en cuanto a sus características raciales y culturales, como un subproducto de proyectos coloniales europeos. Al reunir , blancos, negros e indios en las grandes plantaciones de productos tropicales o en las minas cuya finalidad era surtir los mercados europeos y producir ganancias, las naciones colonizadoras plasmaron pueblos profundamente diferenciados en si mismo y de todas las étnias que los componían. Así al lado del blanco, que desempeñaba la jefatura de la empresa , del negro esclavo, del indio también esclavizado, fue surgiendo una población mestiza en la que se fundían aquellas matrices en las mas variadas proporciones.
Poco tiempo después de inauguradas las empresas coloniales, la nueva población nacida e integrada en aquellas plantaciones y minas, ya no era europea, ni africana , ni indígena, sino que configuraba las proto-células de una nueva entidad étnica .
Al crecer la incorporación de nuevos contingentes, aquellas proto- células fueron conformando los nuevos pueblos.

Los nuevos pueblos de las américas son el resultado de formas especificas de dominación étnica y de organización productiva, establecida bajo condiciones de extrema opresión social y de deculturación compulsoria que alcanzaron en la América Colonial la mas amplia aplicación.

Tales formas fueron, en primer lugar la esclavitud utilizada como procedimiento capitalista de reclutamiento de mano de obra entre pueblos tribales africanos y aborígenes, para la producción agraria y la explotación minera y en segundo lugar, la adopción de la hacienda como modelo de organización empresarial capitalista, que combinando el monopolio de la tierra y el dominio de la fuerza de trabajo, permitirá producir artículos para el mercado mundial, con el fin de obtener lucros pecuniarios .

La hacienda a sido la institución básica confirmadora del perfil de los pueblos nuevos . Ella condicionó la familia, la religión, la nación misma. Modeladora básica de la sociedad, la hacienda dejo su impronta tanto en los descendientes de los que en ella aplicaban los esfuerzos ya fuera en calidad de esclavos o fuerzas de trabajo “libre”, como sobre las capas dominantes rurales y urbanas, todos resultaron de forma por el espíritu autocrático paternalista, por los gustos señoriales , por la discriminación social y racial. El sistema de hacienda fue igualmente emplazado, con las adaptaciones necesarias, a la crianza extensiva de ganado hasta en las explotaciones extractivas de las riquezas vegetales.

Las formas diferenciadas del modelo de hacienda tienen en común el dominio del territorio donde operaban y el control de un contingente humano puesto al servicio de la empresa.

  • Todas ellas tenían también como denominador común , el carácter mercantil de las instituciones que permitía la vinculación de las colonias de ultramar con las economías metropolitanas.
  • La hacienda colonial se anticipa a la fabrica moderna, por estas características de concentración de los trabajadores bajo el comando de los detentadores de los medios de producción , que procuran apropiarse del trabajo, del producto de su trabajo.
  • En estas condiciones el trabajador solo puede apelar, a fin de desgastarse con menos rapidez, a la disminución de su ritmo de trabajo o a la fuga, con lo que arriesgamos la persecución y la caza si se trataba de un esclavo.
  • No tiene allí cabida el ciudadano porque la patria es la hacienda para quien nace y vive dentro de sus lindes.
    Entre la hacienda y el mundo exterior solo cabe un mediador que es el hacendado ya que es el patrón, padrino, protector y jefe político. En esta sociedad así estructurada las instituciones republicanas no resultó otra cosa que un simulacro de autogobierno popular, incapaz de esconder su carácter oligárquico.

No hay comentarios: