Juega Historiarte Liceo de pan de Azúcar

Golpe de estado y dictadura cívico-militar en el Uruguay de los 70’

ALGUNOS CONCEPTOS CLAVES

¿Qué es un golpe de estado?
Un golpe de estado es tomar el poder por la fuerza. En el caso de Uruguay, el golpe de estado de 1973 fue dado por el propio presidente de la República: Juan María Bordaberry. El 27 de junio de dicho año, Bordaberry decreta la disolución de las cámaras (cámara de senadores y cámara de diputados), anulando así el Parlamento y establece un Consejo de Estado.
En otros países, en cambio, el golpe de estado se dio para derrocar al presidente. Este fue el caso, por ejemplo, de Chile en donde el presidente Salvador Allende fue derrocado por el Gral. Augusto Pinochet.

¿Qué es una dictadura?
Una dictadura es un régimen de gobierno autoritario donde un solo grupo tiene el poder. En una dictadura se suprimen las libertades individuales, no se toleran las discrepancias y todo aquel que piense o se manifieste en contra de lo que dice el grupo que detenta el poder, es duramente castigado.
En el caso de Uruguay, se trató de una dictadura cívico-militar, pues en el gobierno encontramos a las FFAA (Fuerzas Armadas) y a civiles: distintas personalidades del ámbito de la política o del mundo empresarial que gobernaron junto a los militares.
Ahora bien, no todas las dictaduras han de ser militares. En la década del 30, por ejemplo, Gabriel Terra, que también era presidente del Uruguay cuando dio un golpe de estado, tuvo su apoyo más importante en la policía y no en el ejército.

¿Qué son las Fuerzas Armadas?
Son tres: la Fuerza Aérea, la Armada Nacional y el Ejército. Según lo que establece la Constitución, las FFAA están subordinadas al poder del presidente. Esto quiere decir que el presidente está por encima de ellas, tiene el mando superior.

¿Cómo fue que se llegó a la dictadura?
Dar respuesta a esta pregunta no es nada sencillo. Lo primero que debes tener en cuenta es que, como todos los hechos de la historia, no existen explicaciones monocausales. Muchos elementos son los que explican el golpe de estado del 27 de junio de 1973. Pero lo cierto es que dicho golpe es la culminación de un proceso de deterioro económico, social e institucional que había comenzado bastante antes . Por eso es que muchos autores dicen que los hechos de junio no son más que el último acto de un derrumbe que venía dándose en cámara lenta.


Actividad A

  1. Explica con tus palabras qué es un golpe de estado.
  2. ¿Podrá haber dictadura sin golpe de estado? Fundamenta tu respuesta
  3. ¿Qué ejemplo de golpe de estado puedes encontrar en los últimos años? ¿Conoces alguno?
  4. Basándote en la definición de dictadura, explica por qué hoy día Uruguay no vive en dictadura. Para ello debes tener en cuenta elementos que hoy existen pero en los años 70´no. Podríamos empezar así: Hoy día hay un partido que gobierna, el Frente Amplio, pero no lo hace únicamente él, pues en el Parlamento –por ejemplo- hay senadores y diputados de otros partidos…..
  5. ¿Qué otras dictaduras has estudiado este año?
  6. ¿Qué diferencias y semejanzas puedes establecer con el caso uruguayo de la década del 70?
Actividad B

Memoria oral de la dictadura

En el siguiente cuadro anota lo que te gustaría saber sobre la dictadura

A partir de lo que registraste en el cuadro, realiza un cuestionario para entrevistar a dos personas que hayan vivido en los años de dictadura.
Una vez hechas las entrevistas, elabora un informe en el que: 1) se comparen las respuestas de los entrevistados; 2) se realice un balance de las entrevistas, en función de su utilidad (o no) para aprender acerca del período, teniendo presente los intereses planteados más arriba.

Intercambia tu informe con el de otro compañero. ¿Qué conclusiones puedes sacar?

Actividad C

A las cinco en punto

Mira el siguiente fragmento del documental “A las cinco en punto”

  1. ¿Quiénes son sus realizadores?
  2. ¿Cuál fue la respuesta de la CNT al golpe de estado?
  3. Busca más datos sobre Aurelio González. ¿Para qué medio de prensa trabajaba? ¿Qué sucedió con sus fotos en los años de dictadura?
  4. ¿A qué se debe el nombre del documental?
  5. ¿Por qué este video es un documental? ¿Qué lo diferencia de una ficción?


Actividad D

El caso de Mariana Zaffaroni a través del documental:

  “POR ESOS OJOS”.

1. ¿Por qué Virginia Martínez - la autora-  eligió este nombre para el documental?
2. ¿En qué momento de la historia de nuestro país la imagen de los ojos de Mariana se hizo popular?
3. Busquen datos biográficos de Jorge Zaffaroni y María Emilia Islas: dónde nacieron, qué estudiaban, qué militancia política tenían, cómo,  cuándo y dónde fueron secuestrados.
4. A-¿Qué era “Automotores Orletti?
    B-¿Dónde queda este lugar?
    C- Busquen los nombres de algunos uruguayos que hayan pasado por ahí en los años de dictadura
5. ¿Quiénes son los padres adoptivos de Mariana? ¿A qué se dedican? ¿Cómo lograron obtener a Mariana? ¿Cómo llaman ellos a la niña?
6. ¿Cuándo y de qué manera María Esther Gatti logra obtener información sobre su nieta?
7. ¿Qué instituciones u organizaciones la ayudan en su búsqueda?
8. ¿Cuál es la reacción de Mariana al conocer su identidad biológica?

Actividad E

Reunidos en grupo…

1. Compartan sus impresiones sobre el documental. ¿Qué les llamó la atención? ¿Qué sensaciones les deja la historia? ¿Qué reflexiones pueden hacer a partir de lo visto?
2. Observen la siguiente fotografía que fue tomada en la Marcha del silencio del 20 de mayo de 2009. Piensen y discutan entre uds:
Foto de Graciela Guffanti
 ¿Qué relevancia tiene para María Esther, para Mariana y para el conjunto de la sociedad uruguaya?
 Analicen esta imagen pensando en las palabras que dice María Esther (sentada en el banco del rosedal) sobre el final del documental.



El Uruguay Neobatllista



Actividad A

Lee los siguientes textos y realiza las actividades que encuentras debajo:

La República y el Partido Colorado
“Nadie puede discutir en el país la influencia extraordinaria que tuvo el ciudadano Batlle y Ordóñez en el proceso, desarrollo y prestigio de nuestras instituciones político-sociales. Nadie discute tampoco la gestión fundamental y principal que en todas estas conquistas le ha tocado al Partido Colorado, constructor único de nuestra democracia (...) Y la obligación de la ciudadanía, en la hora presente, es seguir apoyándose en esta gran fuerza cívica para afirmar la democracia y continuar realizando todas las conquistas económico-sociales que nuestro pueblo reclama para que la legislación sea amplia y justa (...)
El progreso del país, el Partido Colorado y Batlle, son una verdad cierta en la historia de la República y es igualmente verdad que el Partido Colorado tiene mucho que luchar todavía para actualizar la obra de Batlle, de manera que el país no se detenga en su marcha de triunfo”.
 Fragmento de artículo publicado en el diario “ACCION”
Año I, viernes 22 de octubre de 1948 nº I. Director: Luis Batlle Berres
 
  1. ¿Este texto es una fuente primaria (histórica) o secundaria (historiográfica)? Fundamenta tu respuesta
  2. ¿Con qué se asocia al Partido Colorado y a la figura de Batlle y Ordónez?
  3. Luis Batlle, ¿se presenta como un continuador de la obra de José Batlle y Ordóñez o como un rupturista? ¿Cómo te diste cuenta?
  4. Averigua qué relación unía a Luis Batlle Berres con José Batlle y Ordóñez
  5. ¿Sigue existiendo el batllismo como corriente política? Fundamenta tu respuesta.

La apuesta a la industria

“Al lado de la industria que crea la clase media, al lado de la industria viene el salario bien remunerado del obrero, al lado de la industria viene el capital, al lado de la industria viene toda la organización administrativa también bien paga, al lado de la industria se realiza y se hace toda una riqueza que se reparte entre los trabajadores porque la industria lo que necesita son brazos y entonces a los brazos es adonde llega el reparto justo de la ganancia que provoca esta industria.”
Luis Batlle, “Pensamiento y Acción”, pag 119
 
1) Para  justificar la apuesta que hace su gobierno a la industria, Luis Batlle dice que la industria trae o genera……..
2) Imagina que vives en el Uruguay neobatllista, y tienes una fábrica de buzos de lana. Necesitas importar 100 telares. Cuéntanos:
  • los pasos que debes seguir hasta conseguir dichos telares,
  • qué hará el gobierno para asegurar tu negocio. Ten en cuenta que para contestar esta pregunta debes buscar en el libro qué eran los cambios múltiples.
3) Ahora imagina que eres un productor rural dedicado a la producción de trigo, y necesitas importar 5 tractores. Vuelve a realizar el mismo ejercicio.
4) Explica con tus palabras qué es el modelo ISI. ¿Cuándo comenzó a desarrollarse y cómo era posible solventarlo?


Actividad B

Un crisol de identidades: el Cerro.

 “La Villa del Cerro se conformó históricamente desde fines del Siglo XIX y hasta mediados del Siglo XX como un barrio de inmigrantes de distintos países europeos: Polonia, Italia, Ucrania, Rusia, Armenia y otros; este verdadero hecho social (convergencia de inmigrantes) hizo que se desarrollara un sentido identitario y de pertenencia territorial muy fuertes, como proceso de reafirmación simbólica en un nuevo espacio lejano a los sitios de origen.
Este flujo migratorio europeo, junto a la gran oferta laboral local, significaron momentos de auge de la villa nutriendo la “época de base”. En esos momentos el barrio era autosuficiente, había trabajo en los frigoríficos, saladeros, fábrica textil, así como educación, sanidad y distracciones: cines, bailes, etc.
Los ciudadanos vivían bastante aislados del resto de la ciudad, lo que era favorecido por la situación geográfica ya que el Cerro funcionaba como una isla, separada del resto de Montevideo por el arroyo Pantanoso.
El cierre de las fuentes de trabajo trajo aparejada una profunda crisis en la localidad que comenzó en la década de 1960. Consecuentemente se devaluó la tierra, aspecto que atrajo a nuevos pobladores de bajos recursos; es decir, el flujo migratorio siguió existiendo, pero cambió el origen de los “inmigrantes” y los motivos que los acercaron a este barrio. De estos nuevos habitantes de la villa, podemos decir que vinieron de la periferia, es decir de barrios aledaños, o bien del interior del país.”
Extraídos de: “Una revisita antropológica a constructores de la identidad cerrense, Villa del Cerro”. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, Antropología Social.  Coord: Sonnia Romero.
 
  1. ¿Con qué tipo de población se conformó el Cerro?
  2. ¿Qué actividades industriales se desarrollaron allí?
  3. ¿Cuál era la principal?
  4. Averigua qué cosas lo hacían funcionar al barrio “como una isla”, al decir del autor. Empezaríamos así: Por ejemplo, tenía su propio cine, por lo que los cerrenses no tenían que salir a otros barrios a buscar la pantalla grande.
  5. ¿A qué se refiere el autor cuando dice que en la década de 1960 “cambió el origen de los “inmigrantes” y  los motivos que los acercaron al barrio”?
  6. ¿Cómo podrías relacionar la historia del Cerro con la crisis que comienza a vivir nuestro país hacia mediados de la década del 50? Para elaborar tu respuesta, consulta la actividad 6 


La Época Batllista


1- Las  Ideas de Batlle.
“Era esencialmente un ideal reformista,…, que negaba la violencia y la revolución. Concebía al hombre capaz de realizar todos los cambios sociales necesarios dentro de una estructura liberal y democrática… Por ello, el Estado debía acentuar su intervención en aras de la tranquilidad pública y de la justicia social. Al actuar como árbitro en los diversos conflictos sociales, debía tener presente que la justicia debía inclinarlo a la protección de los miembros más débiles de la sociedad: el obrero (jornada laboral de 8 horas); el empleado (extensión de las jubilaciones); el anciano (pensiones a la vejez); el enfermo (asistencia pública, laica y gratuita); el niño (educación secundaria gratuita); la mujer (divorcio por su sola voluntad). (…)
La libertad y la justicia social conllevan la democracia política. Y en el Uruguay, donde el obrero podía votar, Batlle creía que el voto sería más eficaz que la revolución. El voto del obrero, sumado al voto de todos los hombres de buena de todas las clases sociales, lograrían imponer pacíficamente las reformas consideradas necesarias…”

B. Nahum, “Manual de Historia del Uruguay”. T II (1903-1990). E.B.O., Mtdeo, 1995, pp. 35-37.

1-¿Por qué era un ideal esencialmente “reformista”?
2-¿Qué se trataba de evitar llevando a cabo las reformas?
3-¿Qué papel debe jugar el Estado?



2- Las condiciones de vida de los obreros.

“Las condiciones de la vida obrera eran precarias; el trabajo de los adultos estaba mal remunerado y en muchas condiciones se empleaba a niños. En 1911 había registrados 1.131 menores de 15 años como trabajadores en la industria y el comercio. El diputado Emilio Frugoni denunciaba la existencia de una fábrica textil en Capurro donde había niñas de 10 años trabajando 10 horas diarias por un salario de 15 centésimos; los tejedores de 15 a 18 años ganaban 40 centésimos y los mayores de edad, entre 70 y 90 centésimos diarios…
En cuanto a las horas de trabajo, la situación no era la mejor. Los tranviarios cumplían, antes de la huelga, jornadas de 15 a 17 horas, los obreros panaderos llegaban a las 18 y 19 horas diarias, y trabajando de noche; los empleados de comercio no tenían horario fijo: dependía de la voluntad de su patrón.
Las permanentes denuncias de estas situaciones insostenibles sensibilizaron a la opinión pública, y la clase obrera se movilizó enérgicamente para superarlas. Si la transformación tuvo efecto fue porque esta vez había en la dirección del poder político un hombre especialmente preocupado por corregir tales excesos.”
B. Nahum, Ob. Cit, pp. 41-43.
1-¿Cuáles eran las condiciones de trabajo de los obreros?
2-¿Con la situación de qué obreros que has visto, las podrías comparar?

3- El Batllismo y la agitación social.

Acerca de la huelga tranviaria de mayo de 1911.
Luego de votada la huelga general en la sede de la Federación –el Centro Internacional de Estudios Sociales, en la calle Río Negro Nª 274-, la multitud salió en manifestación hacia la Avenida 18 de julio.
Al llegar allí varios guardias civiles quisieron disolverla, pero fueron “arrollados”, continuamente por la Avenida a los gritos de “Viva la huelga general” y “Viva Batlle”. En la esquina de 18 y Andes un grupo de policías a caballo intentó de nuevo dispersarla. “Vano esfuerzo”. La numerosa columna, formada por “más de mil personas”, rompió el cordón policial, “haciendo irrupción frente a la casa del Presidente de la República al que vivaban entusiastamente, pidiéndole que saliera al balcón. Pocos minutos después apareció Batlle, rodeado de sus secretarios…y de algunos de sus hijos. Su aparición fue saludada “por una salva atronadora de aplausos .
Ángel Falco se subió a un árbol para hablar. El poeta anarquista dijo dirigiéndose al Presidente:
“Ciudadano Batlle y Ordóñez:
El pueblo, que os conoce, espera de vos que sabréis mantener la actitud de siempre en esta emergencia, ante la batalla que se está librando entre los huelguistas y las empresas; de Vos, que habéis guiado al país por sendas de libertad…en la conquista de los derechos universales y de justicia social: Vos no podes permanecer extraño a este movimiento…”

“la Federación Obrera…ha decretado la huelga general, no como en otros países, contra el Gobierno…que ha sabido mantener la neutralidad, sino contra las empresas que no han respetado las condiciones pactadas con los obreros. Así esta manifestación se despide de Vos…gritando ¡Viva Batlle y Ordóñez!
Vivas que la multitud repitió.
Al pedido insistente de los manifestantes de que hablase, Batlle se adelantó al antepecho del balcón y después de “un breve momento de meditación”, dijo:
“Las leyes y el orden que estoy obligado a mantener por deber de mi cargo, no me permiten tomar una participación activa en vuestra contienda. Soy el encargado de hacer cumplir el orden y los derechos de todos los ciudadanos…y por lo tanto, el Gobierno garantizará vuestros derechos mientras os mantengáis dentro del terreno de la legalidad. Organizáos, uníos y tratad de conquistar el mejoramiento de vuestras condiciones económicas, que podéis estar seguros que en el Gobierno no tendréis nunca un enemigo, mientras respetéis el orden y las leyes”.
Los manifestantes “prorrumpieron en aplausos y vivas estruendosas al Primer Magistrado y a la huelga general”.

J.P. Barrán y B. Nahum, “Batlle, los estancieros y el imperio británico”, Tomo IV, pp. 58-9 en Cuadernos de ejercicios de “Pensar la Historia 3”, Autores Varios, p 15.

1-¿Qué esperaban los huelguistas de Batlle?
2-¿Qué esperaba Batlle de los huelguistas?

4- La legislación laboral y social.

En su segunda presidencia Batlle remite otro proyecto sobre jornada laboral, por el que se extendía a todos los obreros la jornada laboral de 8 horas, se prohibía el trabajo a los menores de 13 años; se restringía la jornada a los menores de 19; la mujer dispondría de 40 días de descanso en el período del embarazo; el descanso obligatorio era de un día cada 6. Se admitían horarios especiales y más largos por la naturaleza de la ocupación, pero a condición de no pasar las 40 horas en 5 días de trabajo,…la vigilancia del cumplimiento de ley estaba a cargo de 25 inspectores especiales designados “entre personas que inspiren confianza en los obreros”.
Ley definitiva recién se aprobó el 17 de noviembre de 1915, bajo la presidencia de Viera; recogía lo esencial del proyecto de Batlle con algunas modificaciones: un día de descanso cada 7 y máximo de 48 horas semanales de trabajo.
Fragmento tomado y adaptado de B. Nahum, Ob. Cit, pp. 42-43.

Oposición a la ley de ocho horas.

“La opinión sobre el proyecto en lo que a las 8 horas se refiere es claramente adversa, calificándose de “absolutamente ruinoso”, “inconveniente y perjudicial”, “impracticable”, “incomprensible”, “ridículo” y hasta “monstruoso”; de aprobársele causaría “perjuicios de orden superior”, “consecuencias funestas”, y hasta sería una “revolución”.
La mayoría de los argumentos -8 en 15 respuestas fundamentadas- hacía hincapié en las desventajosas condiciones en que quedaría la industria nacional frente a la extranjera. Su más grave consecuencia sería “el encarecimiento general de todos los artículos fabricados en el país, sometiéndolos a ruinosa competencia con los artículos extranjeros, ya que en los países europeos, además de la facilidad de tener a buen precio la materia prima, la jornada de trabajo oscila generalmente entre 9 y 10 horas…de manera que nos será imposible competir…con el artículo importado…”
J.P. Barrán y B. Nahum, “Batlle, los estancieros y el imperio británico”, Tomo V, p. 34 en “Pensar la Historia 3”, Autores Varios,

1-¿Qué era lo que se argumentaba en contra de la ley de 8 horas?
2-¿Quiénes serían los principales opositores?


5- Ley sobre prevención de accidentes de trabajo: En 1914 el Poder Ejecutivo envió al Parlamento un proyecto de ley donde se le encomendaba vigilar a las distintas industrias para prevenir accidentes de trabajo. Incluía normas de seguridad muy severas porque ciertos oficios, según lo demostraban las estadísticas, eran proclives a lesionar con demasiada frecuencia a los trabajadores que en ellos actuaban. Se destacaban en este sentido la industria de la construcción, herrerías, carpinterías, aserraderos, barracas, etc. Esta ley fue sancionada en 1920, cuando se completó con el pago de indemnizaciones por accidentes de trabajo.

Proyecto de ley sobre pensiones a la vejez: ..., se establecía que toda persona mayor de 65 años (y de cualquier edad en caso de invalidez absoluta) que se encuentra en la indigencia, tendría derecho a recibir una pensión de 8 pesos mensuales.


Proyecto de ley sobre diversos problemas de trabajo: el proyecto era muy extenso y aunque no fue aprobado globalmente, muchas de sus iniciativas fueron recogidas total o parcialmente más adelante. Entre otros puntos se incluían los siguientes: todas las cláusulas del contrato de trabajo relativas a salario, jornada obrera (que no excedería las 50 horas semanales en la ciudad, ni las 60 en el campo); se implantaría el descanso a partir del mediodía del sábado y todo el domingo; cada seis meses los obreros tendrían una semana de descanso; los niños menores de 14 años no podrán trabajar; sería obligatorio el seguro para todos los obreros,…

Proyecto de ley por indemnización por despido: establecía lo siguiente, el empleado despedido que hubiera servido dos años tenía derecho a algunos días de sueldo como compensación; el que hubiera trabajado más tiempo, un mes de sueldo cada dos años trabajados; y en todos los casos el patrono debía dar preaviso de dos meses antes de efectuar el despido (aprobada en 1914).
B. Nahum, Ob. Cit, pp 44-45.

1) Realiza un resumen sobre el contenido de cada proyecto de ley presentado.
2) ¿Cuáles serían los sectores sociales que se veían beneficiados y cuáles son los que podían estar en contra de ellas?


6- En relación a la situación de la mujer:
En 1912 el Poder Ejecutivo pidió la autorización a la Asamblea para la creación de una sección especial dentro de la Enseñanza Secundaria y Preparatoria destinada exclusivamente al sexo femenino, la “Universidad de Mujeres”.
En febrero de 1912, un diputado batllista, propuso al Parlamento el llamado divorcio “ad-libitum”: por la sola voluntad de uno solo de los cónyuges.
Domingo Arena, convencido por la argumentación de Carlos Vaz Ferreira a favor de la mujer, y apoyado por Batlle, presentó una fórmula sustitutiva que fue aprobada: divorcio por la sola voluntad de la mujer.
B. Nahum, Ob. Cit, pp 58-59.
1) Luego de leer el texto, busca información de cómo era la situación de la mujer en la sociedad del 900, ¿qué dos cambios en su vida introducían estas leyes?
2) ¿Cómo pueden ser vistos por integrantes de esta sociedad como la Iglesia y las clases altas conservadoras?

7- Actividad del Gobierno en el plano educativo:

Los principios que integraron la acción del Estado en este terreno fueron principalmente: extender la educación al mayor número posible de personas y reafirmar la gratuidad de la enseñanza.
…, toda la estructura política que se pretendía plasmar en la realidad,..., reposaba sobre la amplia participación del pueblo en la vida política. Esa participación no podría concretarse si no se convertía a cada hombre en un ciudadano instruido, consciente, capaz de reflexionar e intervenir activamente en la vida pública.
La extensión de la enseñanza,…, debía tener como requisito la absoluta gratuidad en los tres niveles: primaria, secundaria y universitaria, y el impulso de sectores laterales: educación industrial, física, artística.
B. Nahum, Ob. Cit, pp 58-59.
1) ¿Cuáles eran los objetivos del Estado en materia educativa?
2) ¿Qué se pretendía mediante su concreción?



8- Economía. Parte I.

El Estado jugaría en ella un rol muy importante. Tomará no sólo las riendas de la conducción política sino también de toda la actividad económica, asumiendo un papel intervensionista.
Una forma de asumir esta tarea es comenzar por estatizar o nacionalizar empresas o capitales que se encontraban en manos de extranjeros. En Uruguay los principales capitales eran los ingleses y el gobierno de esa época pensaba que una empresa privada está siempre movida por el afán de lucro, lo que no sólo ocasiona que los servicios sean más caros sino una constante salida de capitales hacia el lugar de origen de las empresas. Es para evitar estas cosas, es  que se estatizan servicios como el de la energía eléctrica que llega a transformarse en monopolio. En materia financiera se realizan dos estatizaciones muy importantes: la del Banco República (1911), desde ahora el Estado sería quien tendría el monopolio de la emisión de moneda., y la del Banco Hipotecario (1912) que atendería los créditos relacionados con los inmuebles (la tierra en el medio rural, la construcción en la ciudad). Muchas veces era difícil quebrar el poder del capital inglés en la plaza, entonces se opta por competir con él para debilitarlo. Ejemplo claro de ello es la construcción de carreteras paralelas a las vías férreas. Con ello se abría una nueva vía por la que sacar la producción del interior y poder enviarla al puerto, evitando así la especulación que podían realizar los ferrocarriles ingleses en materia de fletes y demás gastos. También se aprueba la creación de los primeros ferrocarriles estatales que cumplirían una función similar a las carreteras.
En cuanto a la deuda del Estado se produce en este período una nacionalización de ésta, ya que muchos se sus títulos fueron comprados por capitales uruguayos. Gran parte de la deuda externa (nuestro principal acreedor era Inglaterra), pasa ahora a ser interna.

1) ¿Qué es estatizar y nacionalizar?
2) Realiza una lista con las estatizaciones y nacionalizaciones realizadas.


9- Economía. Parte II

“Pero el principal punto donde se centran todos los esfuerzos de la política batllista, es la industria. En esta época que se sitúa aproximadamente en los años de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), Europa se encontraba dedicada a la fabricación de armas dejando de lado, lo que tiene que ver con la industria de consumo. Situación que va a ser aprovechada por el batllismo para impulsar mediante la ayuda del Estado, un proceso de sustitución de importaciones que cubrirá parte de las necesidades del mercado nacional y que ya se había iniciado a fines del siglo XIX y comienzos del XX.
Favorecida por ésta coyuntura favorable, la industria que más se va a desarrollar y que se va a transformar en la clave del batllismo va a ser la frigorífica. Miles de toneladas de carne congelada van a ser exportadas a Europa para el alimento de los ejércitos en guerra. Hecho que marca nuestra dependencia de lo que suceda en el mercado mundial, ya que necesitamos la debilidad de los países “centro” para tener un proceso de crecimiento económico.
El proteccionismo aplicado para el Estado para la producción industrial nacional será lo que permitirá en gran medida la expansión industrial del período. El Estado va a regular las importaciones y exportaciones realizadas efectuando un control sobre las primeras, colocando altos impuestos a las importaciones que podían competir con la producción y exonerando de impuestos a la importación de maquinarias y materias primas que fueran utilizadas en la industria. Se va a incentivar además la producción de maíz, remolacha, caña de azúcar, cultivos que son utilizados en la industria del alcohol por ejemplo. Este desarrollo en materia industrial no va a ser acompañado de una política de cambio en el medio rural. Los planes de Batlle para mejorar el medio rural: en el cual sobresalía la alta concentración de la tierra en pocas manos (latifundio), por lo que se pretendía establecer un mayor impuesto a la extensión de tierra, un aumento al impuesto a la herencia y los planes de colonización. Estas medidas si bien no iban a producir un cambio radical en el medio rural, no tienen mucho éxito por la oposición de los grandes hacendados integrantes de la A.R.U. o en la Federación Rural (creada en 1915). Por otro lado, no se profundizó demasiado en la situación de los minifundios (pequeñas extensiones de tierra) que se encuentran en su mayor parte en los departamentos cercanos a Montevideo y en su propia zona rural. Se intenta su tecnificación pero ésta fracasa por falta de recursos.”

1) Sintetiza las medidas aplicadas por el batllismo en la industria y en el sector rural.


10- Continuación y afianzamiento del proceso de secularización:

En 1909 quedó suprimida la enseñanza religiosa en las escuelas públicas.
En 1911 se procedió a la secularización del juramento en la toma de cargos de los ediles…, también se eliminó la prestación de honores militares en actos religiosos de la Iglesia Católica y se ordenó que la bandera nacional no saludara a personas ni a símbolos religiosos. Se prohíbe la presencia de cruces en hospitales públicos; elementos que preceden a la definitiva separación del Estado y la Iglesia Católica que se plasmará en la Constitución de 1917.
B. Nahum, Ob. Cit, p 62.
1) Busca en el diccionario la palabra: secularización.
2) Realiza una lista con las medidas de secularización que aplicó el batllismo.

Arte y Arquitectura Colonial en el Virreinato del Rio de la Plata



ARQUITECTURA: EL ARTE  COLONIAL  EN EL VIRREINATO DEL RÍO DE LA PLATA


Arte colonial – arquitectura — El artista indio o mestizo comenzó a imitar los estilos europeos, pero al darles una interpretación personal surgió el arte criollo o mestizo, que fue brillante a partir del siglo XVIII. En la arquitectura del Río de la Plata debemos hacer dos distinciones: la religiosa y la civil. La arquitectura religiosa representada por la construcción de iglesias, tuvo gran importancia en las Misiones.





La Catedral de Córdoba, que representa la superposición de dos estilos, el del Renacimiento Italiano con la parte inferior y el barroco en la zona superior, y la Catedral de Buenos Aires de estilo romano> son los exponentes arquitectónicos más importantes, además de las numerosas iglesias construidas por los jesuitas en Buenos Aires a principios del siglo XVIII.

 
En cuanto a la arquitectura civil en la época colonial estuvo sujeta a las disposiciones de las Leyes de Indias, que consideraban como punto de partida del trazado de una ciudad, a la forma cuadrangular de la plaza mayor, desde donde debían salir las cuatro calles principales.


Este tipo de arquitectura tuvo dos centros importantes. Buenos Aires, centro de la arquitectura pública y Salta, de la arquitectura privada. En Buenos Aires la máxima expresión de La arquitectura pública fueron los edificios del Cabildo, el Fuerte y la Recova.





 En Salta la edificación privada fue de estilo español, contando generalmente con dos plantas.

Escultura y pintura — También en las Misiones hubo talleres de escultura y pintura dirigidos por los jesuitas. En el tallado de madera hubo imitación de los estilos europeos, pero pronto se destacó la tendencia autóctona, siendo empero inferior a la del Perú.

Los trabajos de orfebrería en el Río de la Plata tuvieron algo de autóctono. Las provincias del Norte, más próximas al Alto Perú y en consecuencia con mayor abundancia de metales, tuvieron un estilo distinto.
 
Fuente Consultada:
Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –
 La Argentina, Historia del País y Su Gente de María Sánchez Quesada.

Creditos:  http://historiaybiografias.com/reformas_cultural6/

La Época Batllista y su Freno

José Batlle y Ordóñez (Montevideo , 1856 –1929 ) fue un político uruguayo , presidente de la república en dos ocasiones, 1903-1907 y 1911 – 1915.Era hijo de Lorenzo Batlle, quien había sido presidente entre 1868 y 1872. Se caso con Matilde Pacheco y Obes, perteneciente también a una tradicional a una familia colorada, y tuvo con ella 4 hijos. En 1886 fundó el diario EL DIA, que fue vocero de su pensamiento y sus iniciativas. En esos mismos años se enfrento a la dictadura del general Máximo Santos.



Fue presidente de Uruguay en dos periodos, 1903-1907 y 1911 y 1915. Durante la primera primera presidencia venció al caudillo blanco Aparicio Saravia. Batlle contó con el respaldo de un ejercitó profesional y , además de armamento moderno, utilizo el telégrafo y el ferrocarril contra la revolución Saravia, hecho que determino su Victoria y el final de las guerras civiles del siglo XIX. Su postura política, denominada “batllismo “ , logró un gran apoyo social.

Promovió leyes sociales para mejorar la situación obrera y tuvo el apoyó de socialistas y anarquistas. Se enfrentó al capital británico, que dominaba  los servicios públicos del país, a los estancieros latifundistas y a los sectores católicos conservadores. Apoyo la creación de leyes de divorcio y de sufragio femenino: un país de medianos propietarios dedicados a la agricultura.

CUESTIONARIO
 
1  ¿A quién se refiere el texto?
2.  En que momento fue presidente de nuestro país?

3. Menciona que realizó para contribuir al Uruguay moderno.
 
4. Investiga con la consulta de libros ó de internet.
     a. Que otras  reformas sociales y econòmicas llevò a cabo.
     b.Què propuso para la Construcciòn de 1917 que sustituye nuestra primera Constitución de 1830.
         Explica las diferencias entre una y otra.
   5. Batlle realizò "Estatizaciòn" y "Nacionalizaciòn" de algunas empresas.
     Explica la diferencia entre una y otra forma.

La Modernización de Uruguay



Una mirada al marco Internacional



En la segunda mitad del S. XIX, el mundo industrializado del que Inglaterra forma parte desde el siglo anterior por el proceso conocido como Revolución Industrial, entra en una nueva etapa.
El desarrollo de la Revolución Industrial y del sistema capitalista trajo aparejado, transformaciones en el comercio, incremento de las modalidades financieras y la aplicación de las políticas imperialistas.

La industria a medida que introduce nuevas tecnologías produce cada vez mayores volúmenes de producción. Esto generó nuevas necesidades: por un lado, más capital para pagar: maquinaria, materia prima, investigación tecnológica y mano de obra especializada; por otro lado, acceder a nuevos mercados para extraer mayor cantidad de materias primas, vender productos manufacturados y colocar el capital excedente.

Los mecanismos que utilizó Inglaterra para obtener mayor capital y conquistar nuevos mercados se basaban en el liberalismo económico que sostenía como principios:

• La propiedad privada sin límites, como posibilidad de que el hombre lograra su felicidad, para esto se daba seguridad legar frente a los delitos contra la propiedad.

• Libertad plena de las actividades económicas: industria, comercio y contratación laboral regulados por la oferta y la demanda.

En Europa occidental, y en Inglaterra en particular, desde hace siglos, se han fundado empresas comerciales e industriales basadas en el capital de un individuo, de una familia o de varios asociados. En el S. XIX, con el desarrollo de la industrialización, fue necesario reunir capitales más importantes surgiendo así el capitalismo monopólico.

En el período de tiempo que estamos estudiando, se vuelve indispensable recurrir a millares de ahorristas quienes con su capital contribuirían a la compra de partes o acciones de una empresa en crecimiento o en proceso de creación. Cada accionista puede comprar una o varias acciones por lo tanto se vuelve copropietario de la empresa junto a otros accionistas. La acción le da cada año dividendos. Estas acciones se venden y compran en las Bolsas de Valores.

La libre competencia, que llevó a la multiplicación de empresas, se convirtió en un obstáculo para obtener mayores ganancias.

El monopolio se crea por la absorción de pequeñas empresas hasta que una o pocas de ellas controlan todo el mercado, fijando a su voluntad los precios y los beneficios.

Las Sociedades Anónimas siempre tienden a concentrarse y a crecer buscando nuevos capitales, para esto se asocian a empresas competidoras, o las compran.

Otro ejemplo de concentración de capitales fue:

El Cartel: se le denominaba así al acuerdo entre empresas independientes que se dedicaban al mismo ramo de la producción procurando dominar el mercado, pues tratan de eliminar la competencia y fijar los precios.

El trust es una forma de concentración de empresas que dominan un determinado sector de la producción para evitar la competencia.

La concentración industrial estuvo acompañada de una concentración financiera. Los Bancos se especializaron, no sólo se dedicaron al préstamo y a la emisión de moneda sino que realizaron inversiones en la industria.

Debido al desarrollo de la banca aparece un capitalismo financiero producto de la fusión del capital industrial con el bancario que controlará la vida económica de los estados.

Durante este período, la prosperidad no fue continua y ascendente, sino que hubo alternancia de períodos de prosperidad y de depresión.

Al pasaje de una etapa de prosperidad a una de depresión se le denomina crisis. Estos procesos se repitieron en el S. XIX cíclicamente, o sea que cumplen estos períodos de prosperidad y depresión un ciclo que puede variar en la cantidad de años que duran; tienen tendencias seculares, las que se manifiestan a lo largo de cien años, los llamados ciclos de larga duración, y se dan cada 50 años y los ciclos decenales o sea cada 10 años.

En las tres últimas décadas del S.XlX, Inglaterra se había convertido en el centro comercial, industrial y financiero del mundo.

Desde el punto de vista comercial, era intermediaria con el resto de los continentes, fijando los precios de los productos, disponiendo de los fletes, de los seguros y de importantes inversiones financieras, la mayoría en el exterior.



Uruguay comenzó a desarrollar una serie de transformaciones a mediados del siglo XIX que derivaron de:
• Una grave crisis interna, consecuencia de las guerras civiles que impedían en desarrollo económico.

• Una situación internacional, en la que las economías europeas, exigían mayor cantidad y calidad de materias primas y nuevos mercados para colocar capitales y productos.

El acontecimiento del período es el crecimiento demográfico que pasó de 132.000 habitantes en 1852 a 385.000 en 1868. Este crecimiento se debió a la gran inmigración, fomentada por compañías privadas que se encargaban de los gastos de transporte, aunque hubo subsidios del gobierno para que se instalaran en la campaña, pero la mayoría se quedó en la ciudad.

Hacia 1868 los extranjeros constituían el 60% de la población de procedencia mayormente de Italia, Provincia Vascas, Francia y España.

El aumento de la población trajo como consecuencia el desarrollo de la industria de la construcción, la navegación, la actividad portuaria y el comercio. Una originalidad fue el “comercio de tránsito”; debido a que Montevideo era el intermediario, por su puerto, entre las Provincias del Litoral, Paraguay y Río Grande, con Europa.

Este comercio alcanzó su auge con la guerra del Paraguay debido a la gran cantidad de mercadería que se necesitaba para el sustento de las tropas. Esto fortaleció a los comerciantes, que se dedicaba a la importación para satisfacer los gustos europeos de la población local.

La gran cantidad de dinero invertido en artículos de lujo, provocó la crítica de los sectores vinculados a la producción agropecuaria -estancieros- quienes consideraban que el dinero se malgastaba y no se invertía lo suficiente en actividades productivas.

Hacia 1863 el 77% de las importaciones desde Europa eran artículos de lujo.

En 1861 se fundaron las fábricas Liebig y Trinidad, y se impuso otra forma de explotación de la carne, mediante la conservación. Se hacía extracto de carne y corned beefd en base a carnes cocidas y enlatadas.
Estos productos tuvieron gran demanda en Europa porque eran un buen alimento para las tropas que estaban en expediciones en Asia y Africa.

Hacia 1852 el país tenía unos 800 mil ovinos, pero para 1862 pasaban los 17 millones. Este aumento fue llamado “la revolución lanar” y provocó un cambio radical en la economía rural.

Causas del aumento:

• mayor demanda de los mercados europeos, ya que el primer proveedor del mundo, Estados Unidos se encontraba inmerso en la Guerra de Secesión y había bajado su producción.


• los estancieros, en especial los de origen europeo se dedicaron a la cría de ganado lanar por ser más resistente a las inclemencias del tiempo.


• descenso del precio del ganado vacuno en los mercados mundiales.


• mayor rendimiento por hectáreas, cuatro veces mayor que el ganado bovino.

Resultados de este cambio:

• se produjo la cría conjunta de vacunos y ovinos aumentando la riqueza de los hacendados.


• cambió la estructura social de la campaña, debido a que el ganado ovino necesita más personal para su cuidado que el vacuno, lo que trajo como consecuencia la sedentarización de la población rural.


• surge el estanciero – empresario, generalmente extranjero, junto al ya existente estanciero – caudillo.


• se fortaleció la clase media rural, porque en una menor extensión de tierra o en una tierra poco fértil al criar ganado lanar rendía más.


• le dio al inmigrante la posibilidad del ascenso social, porque a cambio de sus conocimientos sobre el ganado lanar, el estanciero le proporcionó parte de la majada, con lo que poco a poco logró obtener su propio establecimiento.


• cambió la mentalidad del productor, que ahora exigirá orden y control para evitar la matanza indiscriminada de ovejas que constituía una nueva fuente de riqueza.


• permitió al país diversificarse en sus productos, ahora no solo ofrecía cuero y tasajo, sino también lana.

Desde la década del 60, van a aumentar las inversiones europeas en América Latina, especialmente las inglesas, porque eran más rentable que en Europa.



• en 1863 se fundó el Banco de Londres y el Río de la Plata.


• creación de las fábricas Liebigs con capitales ingleses y alemanes.


• establecimiento de las líneas férreas y los primeros tranvías.


• creación de la compañía del Gas.

Las crisis de 1868, 1873 y1875 pusieron fin a un largo período de prosperidad nacional.

El Estado con sus gastos exagerados, la balanza comercial desfavorable como consecuencia del pago en oro de las importaciones, y la baja de los precios internacionales de la lana y la carne, provocaron la crisis en 1868.

La crisis bancaria de Londres, creó desconfianza entre los comerciantes locales. El papel moneda se podía convertir en oro pero en los momentos de crisis, el gobierno decretaba la inconvertibilidad.

En junio de 1868 el gobierno decreta la inconvertibilidad por veinte meses. Entonces la opinión pública se dividió entre los “cursistas” partidarios de la inconversión y los “oristas” partidarios de la conversión.

Los cursistas estuvieron apoyados por bancos que estaban borde de la quiebra, ya que habían emitido más moneda que el respaldo en oro que tenían por ej. el Banco Mauá.

Los oristas eran apoyados por los grandes comerciantes que debían pagar las importaciones en oro y los bancos Comercial y de Londres que no querían competencia de otros bancos.

Al terminar el plazo de inconvertibilidad quebraron el Banco Mauá, el Banco de Montevideo, el Banco Italiano y el Banco de Navia.

La salida que el Estado encontró fue conseguir dinero prestado en el mercado interno o externo a través de la emisión de títulos de deuda pública, y por tanto el 47% del presupuesto se dedicó al pago de la deuda.

Para ello se le sacó a los sueldos de los empleados públicos, a la salud, educación y seguridad interna. Para hacer frente a esta situación, se tomaron diferentes medidas entre las que se destacan:

• la emisión de papel moneda sin respaldo oro.


• medidas proteccionistas para disminuir las importaciones y desarrollar la industria nacional.


• suspensión del pago de la deuda pública.

Las medidas afectaron a los capitalistas tanto extranjeros como nacionales que habían prestado al Estado.

Los sectores vinculados al “alto comercio” y las finanzas reclamaron una mano fuerte que pusiera orden en la economía, y la vieron en la figura de Lorenzo Latorre.

El gobierno de Latorre, concedió importantes privilegios a los ferrocarriles ingleses: exención de derechos aduaneros para importar artículos que necesitaban; exención de impuestos por cuarenta años; un pago de 24.000 libras anuales para cubrir un empréstito de 300.000 libras y cesión a la compañía del Ferrocarril Central del Uruguay de 5.000 acciones que estaban en su poder cuyo valor nominal era de 250.000 libras esterlinas.

Las ganancias de la empresa en 1879, había superado las expectativas de los capitalistas ingleses, lo que generó nuevas inversiones.

En ese mismo año, los ingleses invirtieron en el servicio de “aguas corrientes”, bajo el nombre de “Montevideo Water Works Company”, resultado del clima de seguridad que brindaba el gobierno militarista de Latorre esto provocó que también en ese año, se reanudaran las relaciones diplomáticas con Inglaterra.

Lo exigido por Inglaterra era lo que también exigían las clases altas: paz, orden interno, estabilidad institucional y fiel cumplimiento de los compromisos asumidos por el Estado Oriental.

El monopolio que usufructuaba el ferrocarril, la empresa de aguas corrientes, la del gas y el oligopolio de las compañías de seguros, contribuyeron a fomentar dudas en la clase política ya en 1890 acerca de los beneficios que acarreaba al Uruguay el capital extranjero no vigilado por el Estado.

Por eso la ley de 1888 instituyó un control estricto de la contabilidad de las empresas ferroviarias y en 1896 se fundó el primer banco del Estado: " Banco de la República Oriental del Uruguay".



Entre 1872 y 1882 se alambraron las dos terceras partes de las estancias uruguayas. Esta verdadera revolución tecnológica con sus repercusiones en el valor de tierras y haciendas, se debió a una política de los estancieros que fue implementada fielmente por el gobierno. Se les eximió del pago de impuestos a la importación de alambre, se impuso la medianería forzosa, entre otras disposiciones cuyo resultado fue una primera capitalización del medio rural. Bretes, baños, vacunas y más tarde el mestizaje, acercaron a nuestro ganado a las exigencias del mercado europeo.

Después del ovino, el alambrado fue el segundo elemento transformador de la estructura económica rural. Al dividir la estancia en potreros, las tareas de mestizaje, mejoraron, aumentando la productividad ganadera. Se pudo implantar la cría separada o conjunta de manera rotativa, de bovinos y ovinos. Se establecieron los potreros especiales de invernada, donde los vacunos recibían el engorde previo a la venta. También se pudieron aislar a los animales enfermos y evitar epidemias.

Se produjo un notorio descenso en los gastos ya que se redujo la mano de obra, por ejemplo, los puesteros, encargados de vigilar al ganado ya no fueron necesarios.

El pequeño estanciero sin tierras desapareció ya que no podía seguir utilizando las tierras del vecino.

El alambrado provocó la primera desocupación tecnológica en el país, hizo innecesario el aporte de trabajo de peones, puesteros y agregados y los fue eliminando lentamente de la estancia. Estos pasaron a vivir en los rancheríos limítrofes de las estancias (“Pueblos de Ratas”), o emigraron a las ciudades, viviendo en los suburbios. Toda esta mano de obra no tenía posibilidad de reubicación en el aparato productivo.

Significó la desaparición del gaucho y la transformación de los peones asalariados. La materia prima para las revoluciones comenzaba a escasear.

Si bien el alambrado fue positivo desde el punto de vista de la producción y para las clases altas, generó contradicciones sociales insalvables.



Ocurrieron cambios también en el orden cultural y mental. La Universidad abrió sus puertas a los estudios de Abogacía en 1849, a los de Medicina en 1876 y a los de Matemáticas en 1888. En 1877, el gobierno del coronel Latorre, inspirado por José Pedro Varela, decretó una importante reforma en la enseñanza primaria, volviéndola obligatoria y gratuita y otorgándole recursos para su desarrollo. La tasa de analfabetismo que era elevadísima, comenzó a descender. El deseo de incrementar la actividad política de los habitantes y a la vez prepararlos mejor para el nuevo orden económico estuvo detrás de esta transformación.

El Uruguay también secularizó sus costumbres y su cultura. En 1861 la Iglesia Católica comenzó a perder su jurisdicción sobre los cementerios; en 1879 el estado decidió llevar los Registros del Estado Civil aunque admitió que el casamiento religioso precediera al civil. En 1885 se instituyó el matrimonio civil obligatorio y este debió celebrarse antes que la ceremonia religiosa. En 1907 se aprobó la primera ley de divorcio.

En conclusión:

Desde sus orígenes Uruguay fue un país dependiente dentro del dominio del Imperio inglés (siglo XIX) y de acuerdo a la división internacional del trabajo, monoproductor, esencialmente ganadero y productor de alimentos.

El doloroso proceso que conduce a la independencia y a la dependencia, en el que interviene el nacionalismo del siglo XIX, y la balcanización de América propiciada por Inglaterra, en contraposición a los intentos integradores (Artigas, Bolívar), se enraban con la política aislacionista y el individualismo del neoliberalismo actual, donde también el objetivo es “dividir para reinar”.

Este medio siglo “purpúreo” convive con la “modernización” del país.

Es el tiempo del desarrollo del capitalismo en la órbita del Imperialismo inglés, del afianzamiento de la burguesía, con estrecha vinculación con el comercio exterior

La “modernización” del país y del Estado son las adecuaciones internas a las exigencias de los mercados externos como productor de materias primas y para la inversión de capitales.

Este proceso coincide con la instauración de gobiernos militares (1876-1890)y la consagración de la estructura del Estado uruguayo, moderno y centralizado.

Esos gobiernos aliados estrechamente con los grandes propietarios de tierras, y “el alambrado de los campos” como un elemento concreto, consolidaron la propiedad privada. Permitió la aceleración del mestizaje del ganado ovino, transformó la estancia cimarrona en una empresa capitalista y generó consecuencias sociales negativas para medianeros, peones y puesteros, quienes fueron a vivir a los “pueblos de ratas”

En este período el capital inglés enlaza sus intereses a los grandes propietarios del sector pecuario y quedan delineados los aspectos que dibujan la matriz agraria de la estructura económico-social nacional. De esta manera el país se presenta como un gran latifundio exportador de productos ganaderos a través de los ferrocarriles ingleses, un centro de comercio que es el puerto de Montevideo y un territorio en el que primero se buscaron materias primas y luego se lo incorpora como zona para la de inversión de capitales.

El otro aporte tecnológico de envergadura y directamente relacionado con la producción pecuaria, son los frigoríficos que hacia fines del siglo XIX van a ir desplazando al tasajo. Esa industria, que con el correr del tiempo y los intereses económicos irá afianzándose en el país, es promovida por los ganaderos que “acuciados por el estímulo de hacer llegar la carne al mercado europeo, promueven las investigaciones sobre el enfriamiento de carnes, que culminarán en una revolución técnica: los barcos y la producción congelada .La inversión del capital inglés da entonces, un nuevo impulso al desarrollo capitalista en el medio rural del país: las empresas frigoríficas y la carne congelada y en conserva, serán los productos del principal rubro exportador.

En el contexto del positivismo que tuvo en la época marcada influencia en las corrientes del pensamiento nacional, un joven admirador de la educación norteamericana ofreció su propuesta al gobierno dictatorial, (Cnel. Lorenzo Latorre).

José Pedro Varela, conocido como el “reformador de la Escuela Pública”, logró que el gobierno aprobara la Ley de Educación Común. En ella se incorporan los tres principios sobre los que a partir de ese momento se asentó la enseñanza pública en el país: educación laica, gratuita y obligatoria. Ellos constituyeron las raíces no sólo de una sociedad moderna, sino esencialmente democrática, que alcanza a la actualidad.

Además de los cambios en la enseñanza primaria, en la Universidad también se llevaron a cabo adelante varias transformaciones.. En la década de 1980, el rectorado de Alfredo Vázquez Acevedo, será el que impulse la reforma que buscaba: trasladar la Universidad a un edificio aparte, crear la Ley Orgánica Universitaria y lograr la independencia universitaria.

Enlaces Relacionados


http://webdehistoria.blogspot.com/2009/06/el-nacimiento-del-uruguay-moderno-en-la.html

http://webdehistoria.blogspot.com/2009/06/primer-fase-modernizadora.html

http://webdehistoria.blogspot.com/2009/06/cronologia-fundamentada-de-historia-del.html


http://webdehistoria.blogspot.com/2009/07/evaluacion-parcial-3er-ano-1850-1890.html

Uruguay a comienzos de su vida independiente 1830 -1860

Obstáculos en el camino de la organización del país

Población

En 1800, según Félix de Azara, la población de la Banda Oriental era de 30.000 habitantes. En un padrón de 1829, se contaban 17.000 habitantes en Montevideo, con un desequilibrio muy grande entre los sexos pues había 6.600 hombres y 10.000 mujeres (el número global incluía 2.500 esclavos). En 1830, se estimó la población total del país en 74.000 habitantes: 14.000 (19%) en Montevideo y 60.000 (81%) en la campaña. La densidad resultante, 1 habitante cada 2.5 kms. cuadrados, por baja, explica la escasa urbanización, la pobre sociabilidad rural en campos casi desiertos y el debilísimo mercado interno, incapaz de sostener ninguna industria.




Sociedad
 
Desde el punto de vista social, el nuevo país tenía un dualismo marcado: Montevideo/campaña. La ciudad europeizada frente a una campaña semi-bárbara, la ciudad comerciante frente al campo productor, eran rasgos generadores de un agudo antagonismo, que se tradujo en las largas luchas entre "caudillos" y "doctores".
La campaña estaba habitada por el gaucho, habituado a la libertad y con pocas necesidades para satisfacer (con más frecuencia mediante el contrabando o el robo de animales que por el trabajo, no abundante en un medio donde primaba la ganadería extensiva). La carencia de una clase media de agricultores y estancieros pequeños que diera estabilidad al medio, la soledad de los campos creada por los numerosos latifun­dios, la facilidad de 1a obtención del alimento (ganado al alcance de la mano, sin marca y sin cerco), el desorden provocado por dos décadas de guerra, el odio a la autoridad (española, porteña, portuguesa, brasileña), siempre represiva; todo ello contribuyó a crear un clima de hostilidad a la ciudad, de donde venían las órdenes, los reglamentos, las trabas a una libertad personal que se consideraba como el máximo bien, en una escala de valores reducida.


Documentos 3.1Charles Darwin en su libro "Viaje de un naturalista alrededor del mundo» describió la situación de la campaña oriental hacia 1832:"Al día siguiente llegamos al pueblecillo de las Minas. [ .. ]La comarca está tan poco habitada, que apenas encontramos una sola persona durante un día entero de viaje. El pueblo de las Minas aún es menos importante que Maldonado [...] Pasamos la noche en una pulpería o taberna. Gran número de gauchos acuden allí por la noche a beber y a fumar. Su aspecto es muy chocante: suelen ser fornidos y guapos, pero llevan impresos en la cara todos los signos del orgullo y de la vida relajada; muchos de ellos gastan bigote y cabellos muy largos, ensortijados por la espalda. Sus vestidos, de colores chillones; sus grandísimas espuelas resonantes en los talones; sus cuchillos, llevados en el cinto a modo de dagas (de los cuales hacen tan frecuente uso), les dan un aspecto muy diferente de lo que pudieran hacer suponer su nombre de gauchos o simples campesinos. Son en extremo corteses; nunca beben sin pediros que probéis su bebida; pero mientras os hacen un saludo gracioso, puede decirse que están dispuestos a asesinaros sise presenta la ocasión..."
[En Juan E. Pivel Devoto, Alcira Ranieri de Pivel Devoto, Historia de la República... ob. cit., p. 228.]

El gaucho se expresó por el caudillo, suma de pericia y coraje, al que se adhería por admiración varonil y espontánea. El fue centro de autoridad aceptada en el campo, tanto más cuanto se oponía o tamizaba a la que provenía de la capital. Si caudillo y gobernante eran la misma persona (Fructuoso Rivera), el Estado se hacía obedecer; si no lo era, la vida política de la ciudad y de la campaña corrían por carriles separados y con frecuencia se enfrentaban.

La Patria Vieja José Luis Zorrilla deSan Martín

En la ciudad, la actividad comercial, que fue su esencia, marcó la vida económica, política y cultural. Abierta al mundo, las influencias ideológicas y de la moda europea calaron hondo en una burguesía que se iba enriqueciendo y aprendiendo a manejar el Estado a través de sus hijos doctores, como había manejado sus negocios familiares (estancia, comercio de importación, saladero, barraca, barcos). Miró a la campaña como sede de "barbarie", y a] gaucho como residuo del indígena salvaje que debía desaparecer para que la "civilización", que entendía representar, se asentara definitiva­mente en el país. Ello implicaba orden, autoridad, sujeción a la voluntad de ]os hombres cultos ("los doctores") de la ciudad. 
Comunicaciones

Similar era la realidad de comunicaciones y transportes. A pesar de no tener accidentes geográficos relevantes, la falta de caminos y puentes era casi total (ni pensar todavía en el ferrocarril) y durante el invierno las carretas, diligencias y hombres a caballo no podían sortear muchos ríos. Por ejemplo, el Río Negro cortaba en dos a la República, y la parte norte del territorio hallaba más fácil comunicación, comercio y salida con Brasil que con su propia capital, Montevideo. Esta, todavía a mediados del siglo XIX, se comunicaba con los departamentos a través de dos correos terrestres mensuales (que trasmitían las disposiciones ordinarias del Gobierno Central). Desde el litoral, aprovechando el Río Uruguay, se demoraba 48 horas en "bajar" a la Capital (desde Paysandú, 400 kms), mientras que la diligencia que venía de Rivera -con pasajeros agotados- demoraba 6 ó 7 días para cubrir su distancia de 500 Kms.

Monumento a la Carreta José Belloni


Opiniones 3.1
La situación de los transportes en los inicios del Uruguay independiente
Los transportes terrestre
"En los primeros decenios de la República se constata la permanencia de los modos de transporte terrestre que caracterizaron la época colonial: la carreta tirada por bueyes y el caballo jineteado. Sin embargo se enriquece la utilización de los medios de transporte de tracción a sangre, mediante la introducción de la diligencia, así como en la mejora de las formas organizativas, mediante la incorporación de un modo de comunicación terrestre de mayor complejidad: el sistema de posta en postillones.
Las caravanas de carretas tiradas por yuntas de bueyes constituyen una forma generalizada en la comunicación entre distintos puntos del territorio nacional. La organización en caravanas es consecuencia de la inseguridad de la campaña, resultante de la ausencia de un efectivo dominio del territorio por parte del gobierno. [...]


Monumento a La Diligencia.José Belloni




La organización de las postas a caballo es, sin lugar a dudas, la innovación más trascendente del período [...] en relación a los modos de comunicación terrestre. El sistema de postas a caballo, o en postillones, implica, [...] una radical mejora técnica en el enfoque global del transporte terrestre. La complejidad del sistema se comprende si se piensa que está basado en la coordinación de postas locales [...] Ello supone la existencia de numerosas casas de postas, donde se produce el relevo de animales y hombres y eventualmente la distribución local de objetos, una disponibilidad cuantiosa de caballos y personal de postas [...] y una administración centralizada que organiza el sistema y responde ante el Estado en el cumplimiento de su contrato."


 


El transporte marítimo
"Durante los primeros decenios de la República [permanecen] los modos de comu­nicación acuática, típicas de la época colonial, excepción hecha de la incorporación de los vapores, usados preferentemente en la navegación transatlántica.[...]
El transporte fluvial se realiza mediante embarcaciones que recorren el río Uruguay, el Río de la Plata y sus principales afluentes o mediante el sistema de jangadas, bajando el río Uruguay, en forma similar a lo acontecido durante la colonia.



Desde el año 1819, en el que el
"Sabannah" une al nuevo y el viejo continente, los vapores en forma progresiva van sustituyendo, en particular para las grandes travesías, a los antiguos veleros."
[Hugo Barachini, Historia de las comunicaciones en el Uruguay, Montevideo, Facultad de Arquitectura, 1981, pp. 37/46.]
Economía
A este primitivismo correspondía la explotación ganadera, que determinaba la estructura económica del país. A la"caza" del ganado libre ("orejano"), sucedió la estancia cimarrona, donde se imponía al animal un matiz de mansedumbre aquerenciándolo en la zona, para luego cuerearlo. Algunos estancieros introdujeron tímidas prácticas de rodeo, castración y marca, que producían vacunos destinados a los saladeros. En cualquier caso, la ganadería fue extensiva y los latifundios predominaron en el campo, desarrollando una explotación donde había un vacuno por hectárea o hectárea y media, y un hombre cada 3, 4 ó 5.000 vacunos. Las guerras revolucionarias habían acentuado el desorden en la propiedad de la tierra y del ganado: ausencia de títulos, límites imprecisos, propietarios españoles emigrados que reclamaban sus tierras, donatarios artiguistas temerosos de expulsión por deber su propiedad a la Revolución, carencia o confusión de marcas de ganado; todo ello demoraría aún muchos años en solucionarse. Mientras, la que sufría era la única riqueza que tenía el país: la producción de ganado vacuno, debida, y esto debe subrayarse, a que la Naturaleza proporcionaba su sustento, pasto y agua, y no el esfuerzo del hombre.


Documentos 3.2
Informe del cónsul francés en Montevideo, R. Baradére, sobre la situación de la ganadería hacia 1830:
"La verdadera riqueza [...] les la prodigiosa abundancia de ganado, que atrae el comercio de todas las naciones y suministra por si sola todos los medios de intercambio.
Es así que los cueros de caballo y
de vacuno, las lanas de mediocre calidad constituyen los únicos productos que atraen aquí al comercio extranjero. Estas tres especies de animales se reproducen con una prodigiosa fecundidad sin necesidad de los medios rigurosamente necesarios en nuestros climas de Europa. [...] La más abundante de las especies es, sin contradicción, da de los bovinos, llamado ganado vacuno que constituye por consecuencia la principal y verdadera riqueza del país. Es de lamentar que la adminis­tración no posea datos apropiados para calcular el número exacto de este ganado en todo el territorio [...] Recurriré aún a los registros de Aduana para dar una idea aproximada al respecto. Resulta de la compulsa de dichos registros que desde 1829 a 1833, es decir en el término de cinco años, se ha aportado por el puerto de Montevideo un millón trescientos cincuenta mil doscientos cuarenta y seis (1.350.246) cueros vacunos. Se puede aumentar grandemente esta cifra a un cuarto si se incluye en ella a los salidos por contrabando. A pesar de esta destrucción, que puede comparársele, por así decir, con la tala de nuestros bosques, el número de estos animales se halla en vías de gran aumento. Así, no es raro ver propietarios de muchos millares de vacunos, sin contarlos caballos y los lanares, y no temo ser tachado de exagerado al advertir que los hay que poseen de 30 a 40 y aún 50.000 cabezas."
[En Alfredo Castellanos, Breve historia de la ganadería en el Uruguay, Montevideo, 1971, pp. 48/49.]

La agricultura era mínima, pues el alimento básico y casi único en el interior era la carne vacuna. Había chacras en los alrededores de los centros poblados, y especial­mente de Montevideo, que abastecían la escasa demanda de trigo y hortalizas.
La industria se limitaba a pocos saladeros que elaboraban los cueros, carne salada (tasajo) o seca (charque) y sebos para la exportación. El ganado criollo era huesudo, de cuero pesado y resistente, lo que convenía a esta primitiva industrialización. Los cueros iban a Europa, y las carnes saladas servían de alimento a los esclavos negros de Brasil y Cuba. En la Colonia se había iniciado esa inserción del comercio internacional del país y la independencia no cambiaría nada en este plano por largos años.
En 1830, la exportación fue de $ 2.500.000, de los cuales el 70% se debió a los cueros ($ 1.800.000); el 15% a] tasajo ($ 400.000), y el resto a sebos, grasas y crines. El país dependía de un solo tipo de productos (los derivados de la ganadería) y de pocos compradores (Inglaterra, con $700.000; Brasil, con $400.000). Desde su origen, enton­ces, fue monoproductor y dependiente.
Pero si se producía en forma primitiva, Montevideo, puerto de mar y abierto a las influencias, modas e ideas europeas, ya había adoptado hábitos de consumo correspondientes a países europeos del siglo XIX. En 1829 se importó mercadería extranjera por $2.500.000, y de ellos correspondieron $800.000 a vino español y telas inglesas. Producción primitiva y hábitos de consumo civilizados producían un desequilibrio evidente en la balanza comercial: en 1829-1830 se compró por valor de $5.277.000 y se exportó por $4.470.000. Se pagó el saldo en oro y el país comenzó a endeudarse.
 

Finanzas

La situación financiera del naciente Estado se correspondía con los pobres recursos del país. Ante una población escasa y en su gran mayoría indigente, las fuentes im­positivas se angostaban. La única riqueza de importancia -tierras y ganados- abonaba mínimos impuestos por la total ausencia de contralor estatal y por la fuerte oposición de los grandes hacendados a pagar.Sólo quedó como gran recurso el comercio exterior: la situación privilegiada de un Montevideo donde entraban productos europeas para el país y buena parte de la cuenca platense (e1 "comercio de tránsito") y salían cueros y tasajo de las fecundas praderas uruguayas para Europa y América, también fue aprovechada por un Estado ávido, que vivió muchos años de los impuestos de aduana. En 1829, por ejemplo, de un total de ingresos que no alcanzó a 1 millón de pesos, más de $700.000 correspondieron a los derechos aduaneros (78%). Atado a casi una sola fuente de ingresos, el Estado fue vulnerable a los sectores que se los proporcionaron a lo largo de todo el siglo ("alto comercio", importadores, saladeristas, barraqueros).Si por el lado del ingreso la situación era difícil, no lo fue menos por el del egreso. El Presupuesto General de Gastos de 1831-32 ascendió a $700.000; de ellos, el Ministerio de Guerra absorbió los dos tercios en pago de sueldos, retiros, pensiones y armas. Es cierto que se salía de 20 años de guerra revolucionaria, que culminó con la independencia nacional, lo que explica el desmedido tamaño del ejército para los recursos del país, pero también lo es que el sobrante para atender otros gastos del Estado (jueces, 0.06%; instrucción pública, 0,02%; salud, 0,002%) por muchos años fue irrisorio.


Política 

La Constitución de 1830, que los "doctores" elaboraron, parecía perfecta en el papel, pero era inadecuada a la realidad social, que se quería ignorar o superar. Negarle el derecho del voto al peón jornalero y al analfabeto, por citar un ejemplo, era anular políticamente a la mayoría del país y reservarse para sí, para las pocas familias privilegiadas económica y culturalmente de aquel Montevideo ochocentista, la conducción del Estado y el usufructo del poder.
 


El país todo carecía de madurez política: salvo el Cabildo, el período colonial no había ofrecido posibilidades de desarrollar experiencia de gobierno; durante la Revolución, ello fue posible en algunas oportunidades, pero la guerra devoró todo el tiempo disponible; el escaso nivel cultural de toda la sociedad (ciudad y campo) conspiró contra una experiencia política de gobierno propio: se confundió gobierno con caudillo, y autoridad con Constitución. Las luchas políticas se tradujeron en enfrentamientos personales en torno a las figuras señeras de la Revolución, cuya protección o enemistad decidía la suerte de los ciudadanos en desmedro de la imparcialidad de la ley.
Tampoco había una conciencia de nacionalidad. No podía haberla en realidad, cuando los vínculos con las Provincias Unidas (que remontaban a la época colonial) seguían siendo estrechos y sus problemas se confundían con los problemas orientales. Las fronteras con el litoral argentino y el noreste brasileño eran jurídicas (y todavía estas últimas indeterminadas), no alcanzando a romper las relaciones geográficas, sociales y hasta familiares que habían unido esos pueblos durante siglos.

Opiniones 3.2
El gaucho y los caudillos
 

"¿Qué entiende el gaucho de la política de la ciudad? [...J Alejado de la ciudad cuyos hábitos y política le son ajenos, huraño con el Doctor que le desprecia, receloso de las autoridades cuya arbitrariedad siempre teme, ¿cuál será su intervención en la vida pública? Necesariamente seguirá a los caudillos. El caudillo es un gaucho como los demás, por sus sentimientos y por sus hábitos, pero más inteligente, más enterado, más enérgico, más emprendedor; su prestigio le viene de la superioridad de sus condiciones respecto a la masa. El gauchaje deposita en él su confianza política; es una delegación de soberanía hecha de modo tácito; sabe que donde está el caudillo está su causa." 

Montevideo y los doctores
"La ciudad es europea por su cultura universitaria; en ella vive el comercio extranjero, y está en contacto con Europa por el viajante, por el intercambio, por la imprenta; la ciudad es la civilización europea establecida en América [ ...]."
[Alberto Zum Felde, Proceso histórico del Uruguay, Mon­tevideo, Universidad de la República, 1963, pp. 176/177 y 180.]

Ningún gobernante uruguayo de estos años llegó a pensar en términos exclusiva­mente orientales; de allí la "internacionalización" de los partidos y el hecho de que el partido precediera a la Nación. En 1836, en la batalla de Carpintería, hubo "colorados" y "blancos", pero todavía no uruguayos.
 

La aún inexistente conciencia nacional fue bien aprovechada por los países vecinos. Herederos de los respectivos Imperios, ni Argentina ni Brasil, poderosas naciones, renunciarían fácilmente a su deseo de anexarse el territorio uruguayo. Intervinieron ampliamente en la política nacional para lograrlo, apoyando a caudillos o a doctores, a gobiernos o a revolucionarios, para fomentar situaciones que justificaran su intervención y posible establecimiento definitivo. Esa injerencia se correspondía con la visión todavía no-nacional de nuestros caudillos y de nuestros doctores, quienes no vacilaron – a su vez- en llamar a los países vecinos en ayuda de sus respectivos bandos políticos. Larga empresa fue para el país consolidarse como Nación, en la realidad política interna, en la convicción de sus gobernantes y en el sentimiento de sus habitantes y sólo cuando estuvo a punto de desaparecer como tal (como ocurrirá durante la Guerra Grande, 1839-1851), se tomó conciencia del peligro y se comenzó a transitar por la senda de la nacionalidad uruguaya. 

Ejercicios 

1- Busca en el diccionario y anotas las palabras que no entiendes.
2- ¿Qué diferencia hay entre los recuadros que se titulan “opiniones” de los que se titulan “documentos?
3- Subraya la información más importante.
4- Realiza una lista con las características del país en esta época.
5- ¿Qué era un gaucho y qué era un cuadillo? ¿Qué diferencias hay entre ambos?
6- ¿Por qué el autor habla de una oposición entre el campo y la ciudad?
7- ¿Cuáles eran las principales actividades económicas? ¿Cuál era el problema mayor de la economía?
8- ¿Qué significa la inexistencia de conciencia nacional? ¿Qué problemas políticos trajo esto?
9- Realiza un cuadro con dos columnas: en una enumera las características del país y en la otra por qué son obstáculos para la organización del país. (Por ejemplo: Escasa población – problemas de seguridad.)
10- Después de haber leído el texto y realizado los ejercicios, explica porque los historiadores llamaron a esta etapa de la historia del Uruguay, entre 1830 y 1860, “El Uruguay comercial, pastoril y caudillesco” (para eso debes explicar y relacionar con lo leído cada una de las características de la frase)
*

 Este capítulo pertenece a: Nahum, Benjamín, “Manual de Historia del Uruguay 1830-1903. Tomo I”, Montevideo, Ediciones de la Banda Oriental, 1998

Publicado por Marina Devoto