Arte Mesopotamico





El arte desarrollado en el marco de la antigua Mesopotamia incluye tres tendencias principales la más antigua es la sumeria, la babilónica y la asiria. A pesar de sus diferencias poseen rasgos comunes, como la falta de perspectiva en el relieve y en la cerámica, la desproporción en el tamaño de las figuras y el caracter anónimo que reviste la obra artistica.

En el campo de la arquitectura existen dos tipos de construcciones característicos el llamado Zigurat de los sumerios , una especie de torre-templo piramidal y escalonada, cuyos origenes se remontan a fines del cuarto milenio a.JC., y el Palacio Real, característico de los asirios (Nínive, Korsabad) y de los babilónicos. Ni la pintura ni la escultura poseen gran importancia (excepto ciertas estatuas aisladas del principe- sacerdote Gudea).

Mas notable es el relieve mesopotámico, tanto el sumerio (Estela de los buitres) como el acadio (estela de naramsin) y el asirio (Leona Herida). Fue sobre todo en la glíptica ó arte de grabar las piedras finas, donde sobresalieron los artistas mesopotámicos. De temario muy diverso (escenas mitológicas, mágicas, rituales, de caza, etc.), glíptica alcanzo su época de mayor apogeo en Acadia (2371-2191 a. JC.) y fue también importante en la dinastia III de Ur y en el Imperio Asirio.
De interés es también la tecnica de la baldosa o loseta esmaltada (edificios de tipo neobabilonicos Puertas de Ishtar en Babilonia) En cuanto al relieve babilónico cabe citar asmismo el célebre Código de Hammurabi


No hay comentarios: