La Perspectiva en el Arte


La palabra perspectiva proviene del latín (mirar a través de) y se aplica para definir cualquier representación que se parezca a la imagen que percibe el ojo humano.



A finales de la Edad Media el modo de representar la realidad arquitectónica en la pintura cambia radicalmente, se recupera la visión realista de los frescos pompeyanos, las líneas paralelas de la perspectiva caballera convergen en un punto, es el nacimiento de la perspectiva cónica o lineal; artistas como Paolo Ucello y Masaccio buscan la forma de hacer más creíbles sus imágenes, perfeccionando los trazados perspectivos.
El estudio y uso de la perspectiva se realiza de manera consciente durante el Renacimiento, Filippo Brunelleschi fija los principios geométricos de la perspectiva cónica, alcanzado la pintura niveles de realismo impensables hasta el momento.

Mecanismo utilizado por Alberto Durero
colocaban un plano transparente entre el objeto y el ojo a fin de lograr la proyección de una imagen en perspectiva.. 



Durante los siglos posteriores artistas y arquitectos continuarán investigando sobre las aplicaciones artísticas del sistema cónico: Leon Battista Alberti, Piero della Francesca, Leonardo da Vinci, o Alberto Durero entre otros.









Evolución de la perspectiva








La perspectiva en el renacimiento









Perspectiva y Proporción

Fisiológicamente, el ojo humano funciona como una cámara fotográfica. Su estructura esférica permite captar la información visual, de manera que nos proporciona una imagen mental del mundo que nos rodea.




La percepción de las formas y del espacio obedece a unos fenómenos perceptivos que nos ayudan a interpretar como se organizan las formas en el espacio.
Para crear la ilusión de espacio, esto es, la representación tridimensional del mundo real en un plano bidimensional, utilizamos los elementos plásticos: color, forma, plano; organizándolos según unas técnicas o procedimientos; derivadas éstas de convencionalismos o de un orden material (fenómenos físicos), entre otros los principales son:traslapo o superposición, relación forma-tamaño, gradiente de tamaño y técnicas perspectivas.


En las siguientes imàgenes  puedes ver con mayor detalle la aplicación de dichos elementos en la obra de Tintoretto "El Lavatorio", óleo sobre lienzo.






Una de las características principales de la pintura renacentista es su interés por representar la figura humana en un entorno arquitectónico, lo que convierte a la perspectiva cónica en el único sistema de representación posible.


Vittore Carpaccio (1460-1526).





La pintura de vistas de ciudades, desarrollada a finales del siglo XVII en Italia, también conocida por el término italiano de vedute, alcanzó su mayor desarrollo en el siglo XVIII gracias a las pinturas de Canaletto.
Estudió de manera exhaustiva los distintos escenarios modificando la arquitectura veneciana, recolocando algunos edificios en sus composiciones y representando con gran detalle y precisión la arquitectura de estos.











Jacopo Comin, Tintoretto (1518-1594).

Aplica de manera extraordinaria todos los elementos plásticos de la perspectiva para dotar a sus obras de una gran sensación de profundidad.
Los puntos de vistas y los escorzos colaboran en la creación de este espacio.


Giovanni Antonio Canal, Canaletto (1697-1768).
La pintura de vistas de ciudades, desarrollada a finales del siglo XVII en Italia, también conocida por el término italiano de vedute, alcanzó su mayor desarrollo en el siglo XVIII gracias a las pinturas de Canaletto.
Estudió de manera exhaustiva los distintos escenarios modificando la arquitectura veneciana, recolocando algunos edificios en sus composiciones y representando con gran detalle y precisión la arquitectura de estos.






No hay comentarios: