Castillo de Piria





La ciudad balneario de Piriápolis es obra de Francisco Piria, quien la ideó y dirigió en todos sus detalles desde que adquirió los terrenos en 1890. El Castillo de Piria fue la residencia del fundador y su familia en el balneario, construida entre 1894 y 1897 y diseñada por el arquitecto Aquiles Monzani. Tras la muerte de Francisco Piria, el castillo permaneció en manos de Carmen Piria hasta que fue vendido en 1975. En el año 1980 es adquirido por la Intendencia Municipal de Maldonado  para su restauración. Actualmente, el Castillo de Piria es un museo municipal con entrada es libre. Es uno de los lugares históricos más fascinantes no solo de Piriápolis, sino de todo el territorio, con un excelente estado de conservación. 

Una visita al Castillo de Piria

Una reja franqueada por dos grandes torres rodea al castillo, dando paso a un enorme jardín sembrado con plantas exóticas y palmeras. En los jardines se encuentra una hermosa glorieta de imitación madera y una colección de terracotas, firmadas por Tomaso Airaghi. En todas partes podemos encontrar basamentos de terracota que servían como apoyo para las figuras femeninas o para macetas.
Entre las numerosas estatuas del jardín está una réplica exacta de la figura de bronce representando a Mercurio, el mensajero de los dioses. Esta escultura reproduce la estatua que fuera hallada en las excavaciones de Herculano, realizada por Giovanni Di Bologna. Al costado del castillo están las caballerizas.
El edificio ostenta una fachada en estilo medieval, pero con una construcción que imita a las villas italianas de fines del siglo XIX. La casa principal tiene dos plantas y un sótano, no habilitado para el público. En la planta alta, los balcones florentinos ofrecen una maravillosa vista de las sierras y de la ciudad.
En la planta baja podemos apreciar una colección de objetos pertenecientes a Piria: documentos, folletos, volantes, fotografías murales. El interior de la planta alta (que se visita con guía) está adornado con el mobiliario de la época, armas y utensilios, además de obras de arte provenientes de Europa. Las habitaciones están decoradas en diferentes estilos y una de ellas reproduce una habitación del Hotel Piriápolis. Otra habitación curiosa es el salón de barbería. También hay una colección de mallas de baño pertenecientes al Argentino Hotel.
Uno de los aspectos más interesantes del Castillo de Piria está en la abundancia de símbolos alquímicos que poseía en sus comienzos, y que han dado lugar a numerosas leyendas, como la del laboratorio instalado en el sótano, hoy tapiado.



http://www.viajeauruguay.com/piriapolis/castillo-de-piria-en-maldonado.php

No hay comentarios: