La Crisis Revolucionaria

¿Autonomía o Independencia?
1810-1830

La Revolución de 1810
El Marco Internacional

La Patria Vieja“Los grandes problemas de la revolución giraron en torno a la organización del futuro Estado: centralismo frente a federalismo, monarquía o republica”......
La importancia de Artigas en el Río de la Plata radicó en que se puso al frente de la corriente federal, defensora de la autonomía de las provincias..... lo que Artigas llamó “la libertad particular de los pueblos”, contra el unitarismo defendido por Buenos Aires.
La presencia de Artigas jugará un rol protagónico en la llamada “Patria Vieja”, periodo breve pero intenso (1811-1820) que para su mayor comprensión dividiremos en tres etapas:

1) La Formación de la Conciencia Autonómica y la Definición del Ideal Federal: 1811-1814.
Esta etapa comprende desde la “admirable alarma”, pasa por el reconocimiento de Artiga como Jefe de los Orientales, realizado en las primeras asambleas orientales; el armisticio entre Montevideo y Buenos Aires que originó el éxodo del pueblo oriental desde el campo sitiador de Montevideo hasta Yapeyú, extraordinario acontecimiento que confirmó el liderazgo de Artigas; el conflicto con Serratea, que lo enfrentó al unitarismo porteño; el Congreso de tres Cruces y las Instrucciones del año XIII, que contienen su pensamiento político basado en las ideas de independencia, república y federación; el Congreso de Capilla Maciel y termina con la retirada de Artigas del segundo sitio de Montevideo y su ruptura con el gobierno de Buenos Aires.

2) Artigas Gobernante y Caudillo Federal: 1814-1817.
Esta segunda etapa comprende desde que Artigas se retiró hacia el litoral del río Uruguay a principios de 1814, estableciéndose en su campamento capital de Purificación, hasta que se produjo la invasión portuguesa de la Banda Oriental.
En las provincias del litoral argentino, el prestigio de Artigas creció y también el numero de seguidores. Los gobernadores centralistas fueron sustituidos uno a uno por simpatizante del jefe de los orientales, y durante 1814 se fueron realizando pactos interprovinciales que conformaron a la Liga Federal.
La expansión del federalismo artiguista desde Córdoba hasta el Atlántico y desde Misiones hasta Entre Ríos y el Plata fue una de las principales características de este período.

Retirados los españoles de Montevideo le correspondió a Artigas el gobernar la Provincia Oriental, que podía ofrecer la ventaja de su puerto a la Liga Federal.
El programa Artiguista incluyó El Reglamento Agrario de 1815 que, inspirado en la obra de Azara, buscó poblar la campaña distribuyendo suertes de estancia que beneficiaran a los amigos de la revolución, con el criterio social de que los más infelices fueran los más privilegiados, “los negros libres, los zambos de esta clase, los indios y los criollos pobres, todos podrán ser agraciados con suertes de estancias, si con su trabajo y hombría de bien propenden a la felicidad de la provincia”.
Sin dudas, este texto contiene una de las expresiones más contundentes de igualitarismo social existente en la Revolución Hispanoamericana.
El breve periodo de gobierno ariguista en la Provincia Oriental fue interrumpido por la invasión portuguesa a fines de 1816.

3) La lucha en dos frentes: 1817-1820.
La élite unitaria de Buenos Aires no podía tolerar que Artigas, Protector de los Pueblos Libres y caudillo federal, le disputara la conducción de la revolución en el Plata.
Había dos modelos de país enfrentados.
Artigas se basaba en el respeto a las autonomías provinciales y quería recuperar a Paraguay, en proceso de aislamiento, y a las Misiones para configurar esa confederación ofensiva- defensiva con la que soñaba.
El peligro de este sistema radicaba en la dispersión del poder.
Por el contrario, la burguesía bonaerense buscaba en el sistema unitario, la concentración del poder en sí misma, sin importarle no contar con la aquiesecencia de las demás provincias.

No hay comentarios: