Plan Marshall

Introducción:
Tras el fin de la segunda guerra mundial la situación económica europea se vio duramente decaída, debido a los gastos y a los daños que se produjeron durante el enfrentamiento bélico. Entre otras cosas decayó importantemente la producción industrial y el valor de la moneda en los países del viejo continente.
Estas naciones al parecer podrían llegar a considerar, como consecuencia de las influencias ejercidas por la Unión soviética, adoptar un nuevo sistema socio-político, el comunismo. Como respuesta a dicha especulación el gobierno de los estados unidos creó un programa para la reconstrucción y la recuperación de los países europeos, y para evitar el avance del comunismo sobre los pueblos del bloque capitalista.
A dicho programa actualmente se le denomina “plan marshall”, adoptando el apellido del secretario de los estados unidos, gral. Bruce Marshall, quien expuso dicho plan en una conferencia en la universidad de harvard, en junio de 1947.



1. Repercusiones de onda larga de la Guerra:
El área en que se enmarcó la segunda guerra mundial fue mucho mayor a la implicada en la primera, debido a la utilización de bombarderos aéreos, los cuales avanzaban en el espacio aéreo enemigo y atacaban sus principales ciudades, siendo sus mayores objetivos áreas industriales, vías férreas, puentes y carreteras. Así, tras la guerra la producción agrícola y carbonífera europea era casi inexistente, con el consiguiente perjuicio para la población. Este perjuicio implica el hecho de que la estructura económica del continente se había quedado en nada y millones de personas se encontraban en la indigencia y la hambruna. Esta situación se veía agravada aún más por el aislamiento, tanto físico como económico, que sufrieron estos pueblos al quedar casi totalmente destruidas la mayoría de las infraestructuras viales, instrumento crucial a la hora de llevar a cabo el comercio, provocando la dislocación de toda la estructura comercial europea.
A esto se suma el destrozo de las edificaciones destinadas a la actividad industrial o que estas empresas hubiesen ido a la quiebra por la destinación de los presupuestos nacionales a la producción de armamento bélico, lo que llevó a una caída de la producción industrial que en el mejor de los casos fue de más del 50% con respecto a la producción de estos países antes del inicio de la guerra.
Los bajos ingresos de las naciones europeas en esta época llevaron a que el presupuesto que disponían los gobiernos no fuera suficiente a la hora de realizar importaciones (mayormente desde América), quedando así estos países con una deuda pública de enormes magnitudes, siendo necesaria la solicitud de préstamos al exterior (principalmente a los estados unidos). Esto llevó a que la posguerra se caracterizase por la inflación, enfermedad de las economías sometidas a un rápido proceso expansivo, desvalorizándose la mayoría de las unidades monetarias europeas.

2. Objetivos económicos del plan:
El plan marshall consistía en una ayuda económica por parte de los estados unidos hacia las naciones del bloque capitalista europeo, ya que la U.R.S.S negó a los países del bloque comunista la posibilidad de disfrutar de los beneficios del programa, creando para ellos un plan propio de cooperación mutua (Co.me.con).
El plan nació por la necesidad de los estados europeos de aumentar su capacidad de pago y evitar que se expusieran a una dislocación económica, social y política muy grave. El objetivo del plan es romper el círculo vicioso y restaurar la confianza entre los habitantes de Europa occidental, quienes necesitaban de una moneda cuyo valor constante estuviera fuera de toda duda.
Otra razón es que Europa había sido el principal y mayor mercado de los estados unidos, y sin una Europa próspera, dicha nación sufriría una profunda depresión económica.
Tras un profundo análisis, en junio de 1947 marshall anunció que si Europa diseñaba un programa de reconstrucción a largo plazo basado en una mutua cooperación, estados unidos estaba dispuesto a proporcionar los fondos necesarios.
De esta manera, el congreso estadounidense aprobó una ayuda de más de 13.000 millones de dólares. De dicha suma El 70% se gastó en comprar bienes a estados unidos.
Para la ejecución del plan se crearon dos organismos: La administración de la cooperación económica, que distribuía el dinero; y la organización europea para la cooperación económica (o.e.c.e), que fue el órgano encargado de gastarlo. La mayor parte de la ayuda se dirigió al reino unido, Francia, Italia y Alemania occidental. A medida que crecían las tensiones por la guerra fría en 1949, los fondos empezaron a destinarse más a los gastos militares que a la reconstrucción industrial.



3. Objetivos políticos y morales del plan:
Según los estadounidenses, su país tendría el deber de hacer todo lo que pudiera para contribuir a restablecer la salud económica del mundo, sin la cual la estabilidad política y la paz segura son imposibles. Estas políticas no estarían dirigidas contra ningún país, sino contra el hambre, la pobreza, la desesperación y el caos. El objetivo del plan sería el renacimiento de una economía activa en el mundo a fin de que se pudieran crear las condiciones políticas y sociales que permitieran la existencia de instituciones libres.
Esta afirmación nos puede sonar muy linda y humanista (ya que también estaba dirigido a los países de Europa oriental), pero (y aunque no quiere decir que este discurso diplomático sea un disparate descabellado o que esté alejado de la realidad en su totalidad) detrás de la misma se esconde el interés de los estados unidos por fortalecer a los estados capitalistas (y tratar de que los comunistas de Europa oriental estrecharan su relación con el sistema capitalista, más allá de que éstos posteriormente rechazaran la ayuda económica norteamericana), impidiendo así el avance del comunismo sobre los estados de Europa occidental, ya que esto implicaría una amenaza para la seguridad del país angloamericano.
Alemania era una pieza clave para que esta acción fuera efectiva, siendo la reconstitución de este estado (ya que, por ejemplo, Berlín al fin de la guerra había quedado casi totalmente reducida a escombros) primordial para cumplir con dicho objetivo. Así, con la intención de lograr ese objetivo e ignorando los tratados post-guerra, se permitió e impulsó el aumento de la producción industrial alemana (principalmente n la industria metalúrgica).
El programa cumplió con sus objetivos a corto y largo plazo: cuando se acabó en 1952, el precio de control comunista sobre Europa occidental había desaparecido, la producción industrial era un 35% superior a la de antes de la guerra, Alemania occidental era independiente y su economía se estaba recuperando con gran rapidez.

No hay comentarios: