El Arte en la Prehistoria




El Arte es la medida directa de la visión espiritual del hombre”.
Hebert Read.

El Arte en la Prehistoria.-

Fue en la primera mitad del siglo XIX cuando se empezó a tener noticias de la existencia del Arte Rupestre (cosntituido por pinturas, grabados y relieves realizados sobre las rocas) prehistórico (europeo y norteafricano), y a partir de 1860 se realizaron las investigaciones iniciales sobre el Arte Mobiliar (esto es movible, trasnportable) atribuido al período denominado paleolítico o de la piedra tallada, y especialmente a su etapa magaliniense.







La Cueva de Altamira.-

Considerada la Capilla Sixtina del Arte Paleolítico, la cueva de Altamira (España, Cantabria) fue descubierta en 1875 por un aficionado a la arqueología llamado Marcelino Sanz. En realidad fue su hija quién advirtió sbre la existencia de unas figuras pintadas en el techo de una de las salas de la cueva. En el primer momento la importancia de este hallazgo fue puesta en duda por los especialistas en la materia, hasta que en 1902 se reconoció definitiva y oficialmente su autenticidad y trascendencia.
Se trata, básicamente de figuras polícromicas de animales (bisontes,caballos,etc) que se amontonan y algunas veces se superponen, en el techo del gran salón de la cueva, adaptándose curiosamente, en algunos casos, a los salientes o pertuberancia de la roca como si el primitivo artista hubiera intentado subrayar la impresión de relieve.






Otros Hallazgos

A finales del siglo XIX ya eran muchos los hallazgos de nuevos materiales para el estudio del Arte Prehistórico: entre ellos cabe destacar los de las cuevas de LA Mouthe (Francia, Dordoña) con representaciónes zoomorficas (toros, bisontes, reno, caballo, mamut, capridos) y geometricas como los de Pair non Pair y Marsoulas (Pirineos).









Un papel relevante en el campo de la prehistoria lo desempeñó el abate Henri Breuil, que descubrió y estudió los grabados y pinturas de las cuevas de Les Combarelles y Font de Gaume (Dordoña) y susitó la cuestión del también llamado Arte Parietal (realizado en las paredes de las rocas). En España merece citarse el nombre de Hermilio Alcalde del Rio, descubridor de las cuevas del Castillo y Hornos de la Peña.


Del arte mobiliar o mueble (pinturas, grabados y esculturas sobre soportes moviles) descuellan en el paleolítico, además de los bastones de mando, las estatuillas femeninas denominadas “venus”(Venus de Lespugne; Venus de Willendorf, hallada en 1909 en uno de los yacimientos paleoliticos del pueblo de Willendorf Austria). De formas exageradas y adiposas, parecen estar relacionadas con determinados cultos a la fertilidad.



Arte Prehistórico en la Peninusla Iberica.

El Arte Francocantábrico.

Localizado en el paleolítico superior recibe el nombre en virtud de su distrubución geogáfica: sur de Francia, Pirineos, Cantabria.
Por su finalidad parece relacionarse con los rituales mágicos de caza y en su temática se incluyen animales, signos geométricos aislados y un limitado número de figuras humanas. Se utilizan todos los colores menos verdes y azules. De gran interes es, asimismo, la utilización de la tecnica de la pintura asociada al grabado, junto con la del denominado”grabado estirado”(para representar las partes musculares del animal retratado).

Arte Levantino

En abrigos y cuevas aparecen las principales muestras del arte rupestre levantino, extendido por la zona montañosa que bordea las estrechas llanuras litorales del Levante y sudeste de España y con algo de más de un centenar de frisos con miles de figuras de hombres y animales formando escenas. Casi todas las representaciones son pinturas en las que predominan el rojo y el negro ( y excepcionalmente el blanco). Otra caracterísica es su buena conservación al aire libre, debida probablemente a la sequedad del ambiente. Las figuras siluetadas representan hombres (como protagonistas principales), animales (abundancia de ciervos y cabras) y huellas de patas de animales o regueros de sangre.

La pintura del paleolítico superior y la levantina son radicalmente distintas y en la actualidad son pocos los especialistas que sostienen la tesis de su datación paleolítica.
Entre los yacimientos más importante del arte levantino figuran los de Minateda, Barranco Gasulla, Doña Clotilde, Villar de Humo, etc. También cabe citar los abrigos de Cogull del Roure (Morella), con nuevos hallazgos relevantes como el covacho dels Vilás o dels Vilasos (Lerida) y los realizados en la zona de Millares, Dos Aguas (Valencia) y Benasal (Castellón).

La Edad del Bronce

La primera Edad del Bronce se caracteríza por la extensión de los megalitos.
Las construcciones megalíticas más antiguas que se conocen se hallan en Palestina, donde también hacen su aparición los dólmenes. El rito del enterramiento colectivo es uno de los rasgos definidores de este periodo subsiguiente al neolítico. En la peninsula iberica se dan algunas muestras, como la necrópolis de los Millares o el Dolmen de Matarrubilla. Frecuentes son también las ceramicas pintadas, con trazos monocromos sobre fondo rojo, asi como la decoración incisa (con temas abstractos geometricos y un naturalismo en ciernes). En este período se difunde por toda Europa, la continental y la insular, la llamada cultura del vaso campaniforme, una de sus manufacturas más típicas.

La Cultura del Argar

En esta época posterior a la primera edad del bronce correspondería la cultura de El Argar (cerca de Antas, Almería) lugar donde se hallaron los restos de un poblado con casas de planta rectangular calles estrechas. Con esta cultura argánica se introduce el bronce verdaddero, aleación de cobre y estaño, junto a una ceramica fina, carente de toda decoración, y joyería en oro y plata.



La Cultura Talayótica

A la Edad de Bronce pertenece asimismo la llamada cultura de los Talayots radicada en las islas de Mallorca y Menorca.
El Talayot que sirve para definirla es un monumento en forma de torre troncónica o troncopiramidal en cuyo interior se abre una estancia o camara con falsa boveda (las paredes interiores estan inclinadas hacia adentro, no son verticales).
Otras muestras de esta cultura talayótica son las navetas y las taulas Las primeras son unas construcciones en forma de nave invertida o tronco de piramide, construidas a base de bloques de piedra de gran tañao sin argamasa; las mas conocidas son las navetas dels Tudons en Merorca.
Las taulas, construidas por una gran losa de piedra vertical que soporta otra horizontal, es decir una costrucción en forma de T. También se hallan en las Baleares.

Otras Construcciones Megaliticas (Milenios III a I a.c)

El Dolmen

El dolmen es un monumento de caracter funerario propio de la época neolítica y de la Edad del Bronce. Su forma viene a ser la de una mesa costruida con tres o más piedras de gran tamaño. Cuando este megalito multiplica sus unidades a través de su yuxtaposición en serie se organiza el denominado “dolmen de corredor”.

El Menhir

El menhir es un monumento megalitico que consiste en un bloque de piedra hincado en tierra verticalmente; puede encontrarse en forma aislada o en agrupaciones ( almacenamientos de Carnac) se trata, al parecer, de manifestaciones culturales relacionadas con una dimension religiosa de caracter predominantemente funerario. De los menhires dispuestos en serie y de forma circular o elíptica se dice que constituyen un crómlech. El más importante de Europa es el de Stonehenge, en Gran Bretaña, que data aproximadamente del 1500 a.c























Bibliografía:

Aula Humanidades. Editorial Cultural. Madrid 1987.

Blog de Consulta

https://atencionatupsique.wordpress.com/tag/paleolitico/



No hay comentarios: