Del Feudalismo al Capitalismo


DEL FEUDALISMO AL CAPITALISMO

“La vida ya no es la misma”......

En este tiempo histórico que denominamos Modernidad no se depende de otra persona para obtener tierras, comida y seguridad, ahora se depende de uno mismo y la gente tiene que arreglárselas
como pueda.  En la nueva sociedad, para vivir bien era necesario tener dinero, riquezas que se ganaban en forma individual. Todo depende de la persona. Si el ser humano debe defenderse solo, entonces lo importante es  él en la vida y no otra cosa.

Es así como el Teocentrismo pierde fuerza (Dios es el centro del mundo) y nace una nueva concepción del mundo en donde el ser humano es lo más importante: el Antropocentrismo (el hombre es el centro del mundo).

Todo lo que representa la religión es respetado -se teme a Dios-, sin embargo se vive con una mayor libertad espiritual para decidir qué hará cada persona con su vida. La gente ya no depende de la Iglesia para que explique las cosas de la vida y trata de encontrar por sí misma las respuestas a todo. Comienza a observar el mundo, a estudiarlo, experimenta, descubre e inventa.

Por ejemplo: Descubren la circulación de la sangre en los seres humanos porque los científicos estudian cadáveres y esto antes no se podía hacer (el cuerpo era una creación de Dios y no se podía profanar). También descubren que la Tierra da vueltas alrededor del Sol y ya no piensan que era el universo el que giraba alrededor de la tierra como afirmaban los religiosos. Importa cómo se vive, qué se siente, cómo nos relacionamos con la naturaleza, cómo es la naturaleza y el por qué de lo que sucede en ella. La gente se preocupa por los goces terrenales, quiere vivir bien.

Este cambio en la forma de vida no se dio igual en todo el continente europeo, cada región tiene sus características propias ya que no todos viven de la misma manera. Las ciudades que más se destacaron en la nueva forma de vida fueron Florencia, Génova y Venecia, en el norte de la actual Italia. Estas ciudades se
enriquecieron con el comercio que realizaban con el Oriente a través del mar Mediterráneo y distribuyendo sus mercancías por el resto de Europa. Es en aquellas ciudades italianas en donde se estudia la Cultura grecorromana (de Grecia y de Roma).

Por ello esta época recibe el nombre de RENACIMIENTO (renace la cultura occidental). Hubo familias burguesas muy ricas que controlaron la economía y la política y consideraron que una manera de vivir bien era rodearse de lujo. De esta manera protegieron y mantuvieron a sus numerosos músicos, escultores, escritores y pintores que trabajaban solamente en lo que sabían hacer (producir obras de arte); así desarrollaron sus capacidades artísticas al máximo produciendo una época en que la cultura creció en forma impresionante.

Europa crece y cambia por el comercio no sin problemas. Cada vez había más gente que iba a vivir del campo a la ciudad y cada vez son más personas las que quieren vivir bien. Para poder hacerlo hace falta tener muchas riquezas pero como la cantidad de dinero y bienes (telas, muebles, joyas, etc.) no eran suficientes para todos, entonces comienza a darse una lucha entre las personas para conseguirlas. Los
que tienen mucho son ricos y los que tienen poco son pobres. Como los europeos no fabricaban todo lo que deseaban, hacían viajes al Medio Oriente, India y China para conseguir especias como la pimienta, el ají, la canela, etc. (que daban sabor a la comida y en Europa no había), telas de seda, joyas preciosas, ropas de lujo, oro y otros metales preciosos. También debemos decir que fue en China donde los europeos conocieron la pólvora (la utilizaban para hacer fuegos artificiales), la brújula, el papel y una forma de hacer
libros que dio paso a la invención de la imprenta...

¿Qué sucedía si hacían falta 10 ejemplares de un libro?... ¡se copiaban a mano! Por ello los libros eran muy caros y la gran mayoría de la gente no podía comprarlos. Con la imprenta se hacían libros en poco tiempo y a menor costo pudiendo así ser comprados y leídos por  muchas personas que antes no tenían acceso a un buen nivel cultural.


                                             Obra de Leonardo Da Vinci hombre del Renacimiento


Ejercicios
1. Lee con atención el texto, subraya en el él los términos que desconozcas y busca su significado.
2. Elabora un relato en el que describas la forma de ser de un europeo del siglo XIV o XV, qué era lo más importante en su vida, sus sentimientos, cuáles eran sus valores humanos.

3. Incluimos una imagen en esta ficha de trabajo, investiga sobre su autor, ¿que intentó representar en esta obra? Es posible considerarla como una expresión representativa de los ideales del hombre moderno (justifica tu respuesta).


IDEALES DE HOMBRE Y MUJER EN LA ÉPOCA MODERNA

“Quiero que nuestro cortesano sepa no solo la lengua latina sino también la griega, que este versado en los poetas, en los oradores e  historiadores, diestro en escribir/.../ No estaré satisfecho de un caballero sino es músico y si no sabe tocar diversos instrumentos/.../ Sino tiene el talento de dibujar y el conocimiento de la pintura; que sepa gobernar bien el caballo, saltar y correr./.../ Digo que la dama debe ante todo poseer cierta amabilidad. Debe tener un porte tranquilo y modesto, honestidad en sus acciones. Debe tener bondad, que la haga estimar, debe ser púdica y dulce, juiciosa y fina.”
B. Castiglioni. El Cortesano. (Siglo XVI)

“El hombre es libre artífice y constructor de sí mismo”
Pico della Mirándola


Gioconda. L Da Vinci

Rembrant Autorretrato


Ejercicios
1. Lee y observa con atención las imágenes que te adjuntamos y elabora un mapa semántico que sintetice los ideales de género (hombre – mujer) del siglo XV en Europa.

2. Establece cuál  es la relación entre la frase de Pico della Mirándola y el
concepto de antropocentrismo.

3. Investiga respecto a otros personajes femeninos y masculinos de este
período. ¿Qué acciones u obras realizadas por ellos te permiten
reconocerlos como individuos “modernos”?


¿Cómo se vestían las damas durante el renacimiento?

La riqueza se ponía de manifiesto a través del lujo de las prendas de vestir. Las
mangas se hicieron dobles, con borlas de piel y bordados. Y, para esta época
nació también la famosa y espectacular golilla: tanto las mujeres como los
hombres aprisionaron su cuello en un anchísimo encaje almidonado.
Los guantes se convirtieron en este siglo en un objeto de lujo y solían ser de
seda o piel muy fina, con bordados.
¿Y los hombres?
Vestidos de damasco o de seda los hombres eran muy aficionados a los colores
llamativos y llegaron al extremo de ataviarse con trajes de varios colores. Hacia fines del siglo XV las túnicas empezaron a acortarse y las medias a alargarse. En el siglo XVI se puso de moda vestir camisola por encima del corto faldón.



Ejercicios:
1. Basándote en el texto y en las imágenes adjuntas elabora un texto que
describa la vestimenta masculina y femenina de la época.
2. “La vestimenta de la burguesía exige la estrecha relación comercial de
Europa con Oriente”, fundamenta esta frase.
3. En el texto se menciona la seda como el género preferido para la
confección de vestimenta, realiza un mapa que indique la ruta seguida
por este producto para llegar desde Asia hasta Europa Occidental.





NUEVA CONCEPCIÓN DE LOS HOMBRES Y DEL MUNDO
Galileo Galilei
(1564 – 1642)



Carta de Galileo Galilei escrita a la Sra. Cristina de Lorena Duquesa de Toscana en 1632.

A la Serenísima Señora la Gran Duquesa Madre.
Hace pocos años, como bien sabe vuestra serena alteza, descubrí en los cielos muchas cosas no vistas antes de nuestra edad. La novedad de tales cosas, asó como ciertas consecuencias que se seguían de ellas,
en contradicción con las nociones físicas comúnmente sostenidas por filósofos académicos, lanzaron contra mí a no pocos profesores, como si yo hubiera puesto estas cosas en el cielo con mis propias manos, para turbar la naturaleza y transformar la ciencia, olvidado, en cierto modo que la multiplicación de los descubrimientos concurre al progreso de la  investigación, al desarrollo y la consolidación de las ciencias, y no a su debilitamiento o destrucción. Al mostrar mayor afición por sus propias opiniones que por la verdad, pretendieron negar y desaprobar las nuevas cosas, que si se hubieran  dedicado a considerarlas con atención, habrían debido pronunciarse por su existencia. Al fin lanzaron varios cargos y publicaron algunos escritos llenos de argumentos vanos, y cometieron el grave error de salpicarlos con pasajes tomados de
las Sagradas Escrituras, que no habían entendido correctamente, y que no corresponden a las cuestiones
abordadas (...). (...) Esos adversarios tratan de desprestigiarme por todos los medios posibles. Saben que mis estudios de astronomía y de filosofía me han llevado a afirmar, con relación a la constitución del mundo, que el sol, sin cambiar de lugar, permanece situado en el centro de la revolución de las órbitas celestes, y que la tierra gira sobre sí misma y se desplaza en torno al sol. Advierten además que una posición semejante no sólo destruye los argumentos de Ptolomeo y de Aristóteles, sino que trae consigo  consecuencias que
permiten comprender, ya sea numerosos efectos naturales que de otro modo no se sabría cómo explicar, ya ciertos descubrimientos astronómicos recientes, lo que contradicen radicalmente el sistema de Ptolomeo
y confirman a la maravilla el de Copérnico (...) (...) Precisaría que se supiera reconocer que le autor jamás trata en él cuestiones que afecten a la religión o a la fe, y que no presentan argumentos que dependan de la
autoridad de la Sagrada Escritura, que finalmente podría haber interpretado mal, sino que se atiene siempre a conclusiones naturales, que atañen a los movimientos celestes, fundadas sobre demostraciones  astronómicas y geométricas y que proceden de experiencias razonables y de minuciosísimas observaciones. Lo cual no significa que Copérnico no haya prestado atención a los pasajes de la Sagrada Escritura, pero una vez así demostrada su doctrina, estaba por cierto persuadido de que en modo alguno podía hallarse en contradicción con las Escrituras desde que se les comprendiera correctamente. Yo reverencio a esas autoridades y les tengo sumo respeto; consideraría sumamente temerario contradecirlas; pero, al mismo tiempo, no creo que constituya un error hablar cuando se tienen razones para pensar que algunos, en su propio interés, tratan de utilizarlas en sentido diferente de aquél en que los interpreta la Santa Iglesia.
Por ello, con una afirmación solemne (y pienso que mi sinceridad se manifestará por sí misma), no solo
me propongo rechazar los errores en los que hubiera podido caer en el terreno de las cuestiones tocantes a la religión, sino que declaro, también, que no quiero entablar discusión alguna de esas materias, ni aun en el
caso de que pudieran dar lugar a interpretaciones divergentes y esto porque, si en esas consideraciones
alejadas de mi profesión personal, llegara a presentarse algo susceptible de inducir a otros a que hicieran una
advertencia útil para la Santa Iglesia con respecto al carácter incierto del sistema de Copérnico, deseo yo que este punto sea tenido en cuenta, y que saquéis de él el partido que las  autoridades consideren  conveniente; de otro modo, sean mis escritos desgarrados o quemados, pues no me propongo con ellos cosechar un fruto que me hiciera traicionar mi fidelidad por la fe católica. Además de eso, aunque con
mis propios oídos haya escuchado muchísimas de las cosas que allí afirmo, de buen grado les concedo a
quienes las dijeron que quizá no las hayan dicho, si así les place, y confieso haber podido comprenderlas
mal; así pues, no se les atribuya lo que yo sostengo, sino a quienes compartieran esa opinión.
El motivo, pues, que ellos aducen para condenar la teoría de la movilidad de la tierra y la estabilidad
del sol es la siguiente: que leyéndose en muchas párrafos de las Sagradas Escrituras que el sol se mueve y la
tierra se encuentra inmóvil, y no pudiendo ella jamás mentir o errar, se deduce que es errónea y condenable
la afirmación de quien pretende postular que el sol sea inmóvil y la tierra se mueva. Contra dicha opinión
quisiera yo objetar que, es y ha sido santísimamente dicho y establecido con toda prudencia, que en ningún
caso las Sagradas Escrituras pueden estar equivocadas, siempre que sean bien interpretadas; no creo que nadie pueda negar que muchas veces el puro significado de las palabras se halla oculto y es muy diferente de su sonido. Por consiguiente, no es de extrañar que alguno al interpretarlas, quedándose dentro de los estrechos límites de la pura interpretación literal, pudiera, equivocándose, hacer aparecer en las Escrituras no sólo contradicciones y postulados sin relación alguna con los mencionados, sino también herejías y blasfemias: con lo cual tendríamos que dar a Dios pies, manos y oídos, y, asimismo, los sentimientos  corporales y humanos, tales como ira, pena, odio, y aun tal vez el olvido de lo pasado y la ignorancia de lo venidero. Así como las citadas proporciones, inspiradas en el Espíritu Santo, fueron desarrolladas en dicha
forma por los sagrados profetas en aras a adaptarse mejor a la capacidad del vulgo, bastante rudo e indisciplinado, del mismo modo es labor de quienes se hallan fuera de las filas de la plebe, el llegar a profundizar en el verdadero significado y mostrar las razones por las cuales ellas están escritas con tales palabras (...).

Ejercicios:
1. ¿Cuál es el tema central que lleva Galileo a consideración de la duquesa de Toscana?

2. Identifica en el texto las frases que consideras de interés de cara a la
defensa que hace Galileo de sus descubrimientos.

3. a) Escribe una interpretación de por qué estas ideas encontraron
rechazo en su tiempo.

b) ¿Crees qué es fácil que una nueva teoría científica se abra paso?

4. ¿Cómo definirías a Galileo desde el punto de vista de sus creencias
religiosas?



LOS VIAJES DE DESCUBRIMIENTOS Y SU IMPACTO EN EL MUNDO

¿Qué es descubrir?
 “Acto o hecho de desvelar una realidad preexistente, ajena al hombre y desconocida.”
cubierta o  tapada,
Diccionario enciclopédico Océano.

“Es el hallazgo de un ignorado horizonte, siempre que este hallazgo  haya sido preparado por
un desenvolvimiento  histórico preliminar/.../el descubrimiento geográfico implica para lo encontrado
un cambio total porque se llevará a cabo un trasiego de diversos valores que ocasionará la absorción de un mundo por el otro.”

Morales Padrón. Historia de América

¿Qué motivó los descubrimientos?
“Por servir a Dios y a su Majestad y dar a luz a los ue estaban en tinieblas, y también por haber riquezas, que todos los hombres comúnmente buscamos.”
Bernal Díaz del Castillo. Cronista de la conquista de México

Ejercicios.
1. Utilizando como guía las definiciones que te proporcionamos aquí, construye tu propia definición de descubrimiento.

2. Según el cronista Bernal Díaz del Castillo ¿qué razones llevaron a los europeos a emprender los viajes de Descubrimientos?

3. Investiga en el texto central respecto a estos viajes (motivos, adelantos técnicos que los promovieron, etc.),
4) Arma un informe temático.